Gran Bretaña: Expertos temen más casos de COVID tras verano

Mientras Gran Bretaña disfrutaba de un respiro veraniego de casos de COVID-19, la atención del país se centró en el fin de las restricciones impuestas por la pandemia y las vacaciones bajo el sol.

Mientras Gran Bretaña disfrutaba de un respiro veraniego de casos de COVID-19, la atención del país se centró en el fin de las restricciones impuestas por la pandemia y las vacaciones bajo el sol.

Sin embargo, los científicos advierten que el público no debe estar satisfecho ya que los altos niveles de infección en la comunidad probablemente provoquen otro aumento de casos en los próximos meses.

El motivo de su pesimismo es la variante delta del COVID-19, que ahora domina en el Reino Unido. Las vacunas son menos efectivas contra esta variante más transmisible, lo que significa que Gran Bretaña debe lograr una mayor tasa de vacunación si espera controlar la enfermedad. Aproximadamente el 60% de la población del Reino Unido ha sido totalmente vacunada.

Si vas a depender de las vacunas, está bien, entonces vacuna a todos, dijo Ravi Gupta, un profesor de la Universidad de Cambridge que realizó parte de la investigación de los primeros estudios de la variante delta. Pero han hecho un trabajo de vacunación a medias y luego abrieron todo. Y es una receta para¦ que las cosas no salgan bien en los próximos meses.

A pesar de un aumento de las infecciones de COVID-19 a principios del verano, el gobierno eliminó el 19 de julio la mayoría de las restricciones aún vigentes en interacciones sociales y comerciales. El primer ministro Boris Johnson anunció el acontecimiento como el Día de la libertad, y dijo que la exitosa campaña de vacunación significaba que era mucho menos probable que las personas enfermaran de gravedad o murieran de COVID-19.

Sin embargo, después de una caída en las nuevas infecciones confirmadas tras el 19 de julio, los casos se han estabilizado en un promedio de aproximadamente 25.000 al día, más de 10 veces por arriba que a principios de mayo.