Tribunal de paz: FARC reclutaron 18.677 menores en Colombia

es muy superior a la que le reportó la Fiscalía a la JEP en julio de 2018. En dicho informe le atribuye a las FARC la vinculación y utilización de 5.252 niños, niñas y adolescentes.

es muy superior a la que le reportó la Fiscalía a la JEP en julio de 2018. En dicho informe le atribuye a las FARC la vinculación y utilización de 5.252 niños, niñas y adolescentes.

El tribunal de paz determinó el número de víctimas tras cruzar 31 bases de datos sobre reclutamiento forzado de fuentes gubernamentales, organizaciones de víctimas y derechos humanos y escuchar a 274 víctimas acreditadas en este caso.

Los magistrados advirtieron que la cifra es provisional y podría aumentar durante las investigaciones en curso.

La JEP abrió el caso desde marzo de 2019 y hasta el momento no ha imputado a exintegrantes de las FARC que se acogieron al proceso de paz firmado en 2016 con el gobierno.

El martes la JEP llamó a rendir versión voluntaria a 26 exguerrilleros que pertenecían al Bloque Oriental de las FARC, una estructura armada a la que se asocia el 48% de las víctimas identificadas. El tribunal decidió priorizar las investigaciones en el área de influencia de dicho bloque por su representatividad.

La magistrada de la JEP, Lily Rueda Guzmán, dijo a la prensa que en este caso se investiga el reclutamiento de menores de edad, que en Colombia son las personas menores de 18 años, que empuñaron armas y también de quienes fueron utilizados como niño soldado, lo cual incluye cocineros, cargadores, mensajeros y niñas reclutadas para propósitos sexuales.

El tribunal estudia si las FARC cometieron delitos asociados al reclutamiento forzado tales como violencia sexual, desaparición forzada y homicidio, tortura y tratos crueles. Además, determinará si estos constituyen crímenes internacionales.

Es claro hasta el momento que esa conducta presunta de instrumentalizar niños y niñas del conflicto ha arrojado dolor en la sociedad colombiana, dolor en las madres, hermanas y hermanos que todavía buscan a sus familiares desaparecidos, dijo el magistrado Eduardo Cifuentes, presidente de la JEP.

La JEP estableció que 9.870 de los menores tenían entre 15 y 17 años al momento de su reclutamiento, por lo que una de las hipótesis en las que trabajan indica que las FARC los utilizaron sistemáticamente para el desarrollo del conflicto armado como parte de una política expresa y formal de reclutamiento.

También descubrieron que reclutaron a 5.691 menores de 14 años en sus filas, por lo cual violaron la regla de reclutamiento que la guerrilla tenía internamente durante el conflicto interno: reclutar personas mayores de 15 años.

Los menores de 18 años son protegidos por la ley, su voluntad no está definida totalmente y deben ser protegidos por el Estado¦ más allá del reclutamiento está la vulnerabilidad de los niños, dijo a la prensa la magistrada Nadiezhda Henríquez.

La Fiscalía advirtió en el informe que entregó a la JEP que las extintas FARC utilizaron la violencia contra los menores y sus familias para reclutarlos y que una vez en sus filas siempre estuvo "latente la amenaza de fusilamiento a aquellos que consideraran desertar.

El exguerrillero Diego Ardila Merchán, quien declaró ante la JEP en diciembre de 2020, negó que utilizaran la violencia para reclutar menores, sin embargo, aceptó que cuando entraban a las filas de las FARC les daban armamento y equipo militar proporcional a su cuerpo y peso.