GB: Expremier Cameron ganó $10 millones de firma colapsada

El ex primer ministro británico David Cameron aparentemente ganó 10 millones de dólares de una compañía de servicios financieros antes de que se derrumbara este año, de acuerdo con un programa p...

El ex primer ministro británico David Cameron aparentemente ganó 10 millones de dólares de una compañía de servicios financieros antes de que se derrumbara este año, de acuerdo con un programa periodístico televisivo.

La BBC informó el lunes que Cameron aparentemente ganó 4,5 millones al vender acciones de Greensill Capital en 2019. Sumados a su salario y bonificaciones, se cree que ganó 10 millones de dólares antes de pagar impuestos por su trabajo como asesor de la empresa a lo largo de dos años y medio, dijo la emisora.

El programa de investigación Panorama dijo que obtuvo una carta entre Greensill y Cameron que detallaba el valor de sus acciones.

El vocero de Cameron dijo que el exgobernante no recibió nada parecido a las sumas que se informan y antes de diciembre de 2020 no tenía la menor idea de que la empresa estaba en peligro de quiebra.

Actuó con buena fe en todo momento y no hubo delito en ninguna de sus acciones, dijo el vocero.

El Parlamento ha interrogado a Cameron acerca de sus gestiones para convencer a altos funcionarios del gobierno que invirtieran dineros públicos en Greensill antes de su caída en marzo.

El político conservado empezó a asesorar a Greensill en 2018, dos años después de renunciar como primer ministro. Los servicios de la firma consistían en facilitar el flujo de caja de diversas empresas al pagar sus cuentas.

La participación de Cameron en la firma dio lugar a una serie de investigaciones sobre su conducta y suscitó interrogantes acerca del cabildeo político en Gran Bretaña. Una de las empresas respaldadas por Greensill, Liberty Steel, tuvo que pedir un rescate al gobierno tras la quiebra de la financiera.

Una comisión parlamentaria en mayo absolvió a Cameron de violación de las leyes de cabildeo, pero dijo que demostró una notable falta de juicio.

Los partidos opositores han reclamado endurecer las normas sobre los contactos entre los representantes de empresas y funcionarios de gobierno, ya que, aseguran, la falta de aplicación rigurosa de las normas de cabildeo abren la puerta a la corrupción.

La dirigente laborista Angela Rayner dijo que era absurdo que Cameron se llevara un monto tan grande de dinero por trabajos de tiempo parcial para una empresa que se derrumbó. Lo criticó por usar sus contactos Tory (conservadores) para obtener enormes ganancias personales.

El sistema causa más daños que beneficios al cubrir con un velo de legitimidad el amiguismo rampante, la suciedad y el cabildeo encubierto que contamina nuestra democracia bajo Boris Johnson y los conservadores, dijo Rayner.