El Salvador: veteranos de guerra exigen aumento de pensiones

Miles de veteranos de las fuerzas armadas y excombatientes guerrilleros protestaron el lunes en diferentes puntos de El Salvador para exigir al presidente Nayib Bukele un aumento en sus pensiones.

Miles de veteranos de las fuerzas armadas y excombatientes guerrilleros protestaron el lunes en diferentes puntos de El Salvador para exigir al presidente Nayib Bukele un aumento en sus pensiones.

Los veteranos, algunos con uniformes militares, cerraron el paso en las principales carreteras provocando un caos vehicular en todo el país, mientras otro grupo se concentró en la plaza El Salvador del Mundo en la capital para luego marchar hacia la Casa Presidencial.

Uno de los voceros de los manifestantes, que se identificó como Dino Gutiérrez, explicó que los militares veteranos y los excombatientes del guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) según la ley reciben 100 dólares mensuales de pensión y tenemos dos años que no tenemos ningún incremento. Ahora estamos aquí, en momentos en que ya se está preparando el presupuesto general de la nación del año 2020, para exigir que se nos incorpore el aumento de 200 dólares para llegar a 300 mensuales y que nos incluyan 3.000 dólares de indemnización.

También exigen que se les entreguen 10.000 dólares para la construcción de viviendas. Hay muchos veteranos que no tienen dónde vivir, nos dan algo paupérrimo, hay 5.000 dólares, la mitad para comprar el lote (terreno) y la otra mitad para construir la casa. En ningún lugar podemos comprar con eso, dijo Timoteo Quijano, uno de los que lideraba la marcha.

Los que marcharon hacia la Casa Presidencial fueron interceptados por unidades de choque de la policía, sin que se reportaran acciones de violencia.

Jesús Quijano, uno de los líderes de los veteranos, y seis de sus compañeros ingresaron a la Casa Presidencial para entregar una carta dirigida al presidente Bukele con sus demandas. Lo primero es el incremento de 200 dólares a las pensiones, que se pague la indemnización, que se incorpore a los lisiados de guerra pensionados del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) y que se haga el ingreso inmediato de unos 20.000 compañeros que aún no reciben la pensión, explicó.

Al salir de la Casa Presidencial, Quijano dijo que se habían levantado de la mesa porque fueron recibidos por una comisión que calificó de bajo nivel y que no tiene poder para negociar. Advirtió que si no se reúnen con una comisión que tenga que ver con la elaboración y aprobación del presupuesto que incluya nuestras demandas, vamos a continuar realizando actividades de hecho como el bloqueo de carreteras y marchas. Recordó que, al terminar la guerra en 1992, se prometió la ayuda para los veteranos de guerra y los excombatientes del FMLN histórico, pero 30 años después de la guerra seguimos en este sacrificio.

Según la Ley de Beneficios y Prestaciones Sociales para los Veteranos Militares de la Fuerzas Armada y Excombatientes del FMLN que participaron en el conflicto armado interno, gozarían de una pensión e indemnización, atención médica, inserción productiva, becas para los beneficiarios y sus hijos, transferencia de tierra y vivienda y créditos preferencias, pero la mayoría de estas promesas no se han cumplido.

Por años, los veteranos y excombatientes han salido a las calles para exigir sus derechos, pero ni la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), ni el exguerrillero FMLN que gobernaron el país durante 30 años, y ahora el presidente Bukele, han logrado cumplir con todas las promesas.

Nosotros nos sentimos defraudados por el gobierno de turno porque cuando (el presidente Bukele) fue candidato prometió apoyar a este sector y ya casi entra en su tercer año de gobierno y no vemos señales, manifestó Gutiérrez. Bukele asumió el poder el 1 de junio de 2019.