El Talibán toma otras 2 capitales provinciales de Afganistán

El Talibán tomó el lunes otras dos capitales provinciales en Afganistán, impulsando la persistente ofensiva insurgente en momentos en que las tropas estadounidenses y de la OTAN completan su retira...

El Talibán tomó el lunes otras dos capitales provinciales en Afganistán, impulsando la persistente ofensiva insurgente en momentos en que las tropas estadounidenses y de la OTAN completan su retirada del país.

Los milicianos han redoblado su ofensiva sobre buena parte del país en las últimas semanas y pusieron la vista en las capitales de provincia después de tomar un distrito tras otro y amplios territorios en zonas rurales. Al mismo tiempo, mantienen una campaña de asesinatos selectivos contra miembros destacados del gobierno en la capital, Kabul.

Los insurgentes avanzan pese a las condenas de la comunidad internacional y las advertencias de Naciones Unidas de que no reconocerá una victoria militar ni una toma del país por parte del Talibán. El grupo tampoco ha atendido a las peticiones de que regrese a la mesa de negociaciones y reanude el estancado diálogo con el gobierno afgano.

Dos legisladores de la provincia norteña de Samangan, Hayatula Samangani y Mahboba Rahmat, relataron que la capital provincial de Aybak fue capturada por el Talibán el lunes por la tarde sin ninguna resistencia. Dijeron que funcionarios del gobierno huyeron a otro distrito.

El miembro del concejo provincial Mohammad Hashim Sarwari dijo que los combatientes del Talibán ya habían capturado tres distritos de la provincia antes de tomar el control de la capital.

Ziauddin Zia, otro legislador de la provincia, quien se encuentra en Samangan, dijo que algunas instalaciones del gobierno seguían bajo control de las autoridades, mientras las fuerzas de seguridad luchaban contra los talibanes.

El Talibán tomó la capital de la provincia norteña de Sar-e Pul tras una semana de resistencia de las fuerzas de seguridad, según Mohammad Noor Rahmani, jefe del concejo provincial. Las fuerzas del gobierno se han retirado por completo de la provincia, añadió.

Varios comandantes de milicias locales aliadas con el gobierno se rindieron sin combatir, lo que permitió a los insurgentes tomar el control de toda la provincia, señaló Rahmani.

El grupo controlaba ya otras tres capitales de provincia: Zaranj, en la provincia occidental de Nimroz; Shibirghan, en la norteña Zawzjan, y Taleqan, en la provincia del mismo nombre en el norte del país.

Los talibanes combaten también por la ciudad de Kunduz, capital de la provincia homónima. El domingo colocaron su bandera en la plaza principal de la ciudad, donde se veía sobre un puesto de la policía de tránsito, según un video al que tuvo acceso The Associated Press.

La captura de Kunduz sería un paso significativo y una prueba para la capacidad del Talibán de tomar y conservar territorio en su campaña contra el gobierno respaldado por Occidente. Es una de las ciudades más grandes del país, con más de 340.000 habitantes, y durante años fue una zona clave defendida por tropas occidentales contra los talibanes.

Tras una inversión de miles de millones de dólares en asistencia, formación y refuerzo de las fuerzas armadas afganas, muchos tienen problemas para explicar el inesperado ataque relámpago talibán sobre varias de las 34 capitales provinciales del país.

El Talibán emitió un comunicado el domingo que los residentes, empleados del gobierno y agentes de seguridad no tenían nada que temer de ellos.

Sin embargo, se han reportado ataques de represalias y un trato represivo a las mujeres en las zonas que controla el Talibán.

El lunes, la UNICEF dijo que estaba impactada por el creciente número de muertes entre menores de edad en medio de la escalada de violencia en Afganistán. En los últimos tres días, por lo menos 27 niños han perdido la vida en varias provincias, incluidos 20 en Kandahar, señaló.

___

El periodista de The Associated Press Tameem Akhgar en Kabul, Afganistán, contribuyó a este despacho.