Templo hindú saqueado es devuelto a su comunidad en Pakistán

Un templo hindú que fue dañado en medio de disturbios en el centro de Pakistán la semana pasada fue devuelto a su comunidad tras ser reparado, informó el lunes una fuente oficial.

Un templo hindú que fue dañado en medio de disturbios en el centro de Pakistán la semana pasada fue devuelto a su comunidad tras ser reparado, informó el lunes una fuente oficial.

Hace cinco días una turba de musulmanes atacaron el templo en Bhong, un poblado en la provincia de Punjab, dañando estatuas y reduciendo a cenizas el portón principal. La turba en estaba enardecida porque un tribunal dejó libre tras pago de fianza a un niño de 8 años acusado de profanar a una escuela religiosa.

El administrador local Khurram Shahzad indicó que los hindúes pronto regresarán a rezar en el templo.

El niño hindú había sido arrestado tras ser acusado de orinar sobre la alfombra en la biblioteca donde había libros hindúes sagrados. La turba denunció que el niño cometió blasfemia, lo que conlleva una pena de muerte en Pakistán.

Las autoridades luego arrestaron a una gran cantidad de personas por participar en los disturbios y les dieron órdenes de pagar por los daños causados.

Por lo general hindúes y musulmanes conviven pacíficamente en Pakistán que es de mayoría islámica, pero han surgido ataques contra templos hindúes en años recientes. La mayoría de la minoría hindú en Pakistán migró a la India en 1947 cuando India fue dividida por los colonialistas británicos.