Ermitaño agradece ayuda tras quedarse sin casa por incendio

Un ermitaño de Nueva Hampshire cuya cabaña se quemó en la propiedad boscosa donde estuvo de okupa durante 27 años, dijo que está agradecido y abrumado por los esfuerzos de recaudación de fondos ...

Un ermitaño de Nueva Hampshire cuya cabaña se quemó en la propiedad boscosa donde estuvo de okupa durante 27 años, dijo que está agradecido y abrumado por los esfuerzos de recaudación de fondos y las ofertas de un lugar para vivir.

Me siento tan bien como nunca me había sentido, señaló David Lidstone, de 81 años, en una entrevista telefónica con The Associated Press el domingo, apuntando que tiene muchos amigos.

Vivo aquí en el bosque porque me gusta estar solo, lejos de la gente, así que no estoy nada acostumbrado a está publicidad, añadió.

Lidstone vivía en el bosque junto al río Merrimack en la localidad de Canterbury. Fue encarcelado el 15 de julio por una sanción de desacato civil y le dijeron que sería liberado si aceptaba vivir en la cabaña. El dueño de la vivienda, Leonard Giles de 86 años, quería que Lidstone se fuera de la propiedad.

Un incendio destruyó la cabaña el miércoles, horas después de que Lidstone se defendió durante una audiencia en la corte. Fue puesto en libertad el jueves después de que un juez falló que tendría menos incentivos para volver a este lugar en particular en el bosque ahora que la cabaña se había quemado.

Las bomberos del estado están investigando el incendio.

Lidstone, quien actualmente se está quedando con amigos, dijo que trató de regresar al sitio para recoger algunas cosas, pero que le dijeron que tenía que acudir primero a la policía.

Lo que más quería recuperar era mi Biblia, comentó. Afortunadamente, la policía de Canterbury se la llevó a casa... Tenía las llaves de la cabaña y la cabaña es sólo cenizas. Así que tengo las llaves al corazón de Dios, y eso todo lo que tengo.