Libra cargos policía de St. Paul que baleó a hombre negro

Un expolicía de St. Paul que fue despedido por dispararle en noviembre a un hombre de raza negra no armado que se había escondido de la policía tras presuntamente transmitir en vivo una agresión s...

Un expolicía de St. Paul que fue despedido por dispararle en noviembre a un hombre de raza negra no armado que se había escondido de la policía tras presuntamente transmitir en vivo una agresión sexual no será imputado, informaron las autoridades.

La procuraduría del secretario de Justicia Keith Ellison indicó en un memorando difundido del viernes que el policía Anthony Dean había concluido sensatamente que Joseph Javonte Washington, que no murió en el incidente, era capaz de lesionar o matar a agentes y otras personas en el área cuando Washington repentinamente salió de un contenedor de basura y se precipitó contra los agentes.

Cuando salió, Washington fue impactado con una pistola aturdidora y atacado por un perro policía antes de ser baleado por Dean.

El jefe de la policía de St. Paul, Todd Axtell, difundió rápidamente el video de la confrontación grabado con una cámara corporal y posteriormente despidió a Dean, diciendo que en ese momento Washington estaba desnudo y no iba armado, y no lo debieron balear. La madre de Washington, Tonya Comer, dijo el viernes que no comprende porqué esa información no condujo a cargos.

El informe de Ellison indica que Dean, con seis años de antigí¼edad en la fuerza, actuó para protegerse a él y a otras personas.

El agente Dean indicó que no podía ver las manos de Washington mientras estaba en el contenedor, hecho que le preocupó porque se reportó que traía un cuchillo y Washington aseveró que tenía un arma de fuego, decía el memorando.

En un comunicado del sábado, Axtell calificó el incidente de increíblemente difícil para el Departamento de Policía de St. Paul. Dean, comentó, es una gran persona que sirvió honradamente y realizó muchos trabajos extraordinarios.

Desafortunadamente, cometió un terrible error: sus acciones no se alinearon con las políticas o estándares del Departamento de Policía de St. Paul. Tengo una obligación hacia nuestra ciudad y agencia de hacernos responsables según los estándares más altos, incluso, y sobre todo, cuando es difícil, como lo fue en este caso, dijo Axtell.