Afganistán bombardea posiciones del Talibán en el sur

Fuerzas afganas y estadounidenses bombardearon posiciones del Talibán en el sur de Afganistán a fin de expulsar a los insurgentes luego que capturaron una capital provincial.

Fuerzas afganas y estadounidenses bombardearon posiciones del Talibán en el sur de Afganistán a fin de expulsar a los insurgentes luego que capturaron una capital provincial.

Los bombardeos en la provincia de Helmand ocurrieron durante la noche, buscando sacar a los talibanes de la capital Lashkar Gah, informaron fuentes oficiales el miércoles.

Tanto la ONU como la organización Human Rights Watch imploraron a las partes en conflicto hacer todo lo posible para evitar la muerte de civiles. Los talibanes han lanzado una feroz ofensiva en días recientes, justo cuando Estados Unidos y la OTAN se disponen a retirar a sus fuerzas de allí. Los insurgentes han conquistado enormes franjas de terreno y ahora apuntan a los centros urbanos.

Ghulam Wali Afghan, legislador en Helmand, relató a The Associated Press que familiares y constituyentes suyos allí le han hablado de cadáveres en las calles y vecinos escondiéndose en sus casas, renuentes a salir y recoger sus muertos.

Tras una noche de intensos bombardeos, el Ministerio de Defensa declaró el miércoles que el Talibán ha sufrido fuertes bajas en Lashkar Gah, aunque no había forma de confirmarlo. El portavoz talibán Zabihula Mujahid negó el informe.

Las autoridades no revelaron si las fuerzas afganas retomaron territorio. El martes, autoridades y residentes indicaron que el Talibán controla nueve de los 10 distritos de la ciudad.

La toma de Lashkar Gah sería un triunfo importante en la ofensiva del Talibán, y sería la primera capital provincial capturada por los insurgentes en varios años. Los encarnizados combates han obligado a los habitantes de la ciudad a atrincherarse en sus casas.

El miércoles, el director de hospitales de la provincia, Sher Ali Shakir, pidió a la gente permanecer en sus viviendas, afirmando que en las últimas 24 horas por lo menos siete civiles murieron y 101 resultaron heridos, la mayoría por balas.

Los bombardeos y escaramuzas callejeras han destrozado varias viviendas y negocios en Lashkar Gah. El titular del consejo de Helmand, Ataúla Afghan, acusó a ambos bandos de ignorar el sufrimiento de los civiles.

El general Sami Sadat, comandante de las fuerzas afganas en Helmand, llamó a los residentes a evacuar los distritos conquistados por el Talibán y les pidió perdón por las penurias que están pasando, según una grabación del mensaje entregada a periodistas.

No dejaremos vivo al Talibán, expresó Sadat en el mensaje. Sé que son momentos difíciles... Lo estamos haciendo por su futuro. Perdónennos si quedan desplazados por unos días, por favor evacúen la zona lo antes posible.