Sinovac anuncia instalación de planta para vacunas en Chile

y puede mantenerse en refrigeradores comunes.

y puede mantenerse en refrigeradores comunes.

El anuncio se realizó en una rueda de prensa a la que asistieron ministros de Estado y ejecutivos de Sinovac durante la cual se informó que también se instalará en Chile un centro de investigación y desarrollo de vacunas.

Hoy día la urgencia de la pandemia requiere un trabajo acelerado en términos de manufactura de vacunas, y es por eso que esta planta de envasado es la primera etapa, señaló el doctor Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia de la Universidad Católica.

El centro de investigaciones de virus respiratorios se ubicará en el puerto de Antofagasta, 1.400 kilómetros al norte de la capital, y la planta de llenado y envasado será levantada en Santiago.

Desde aquí se va a distribuir (la vacuna) a nuestro país y también para el resto de América Latina, dijo el ministro de Economía, Lucas Palacios, que añadió que en el centro de investigación se podrán desarrollar otras vacunas, como las que previenen la Hepatitis B o la influenza.

La decisión de Sinovac fue adoptada luego de una visita al país sudamericano de una delegación de científicos y ejecutivos de la farmacéutica, encabezada por su vicepresidente Weining Meng, que visitaron terrenos industriales cercanos a puertos y aeropuertos.

Chile tiene una cercana relación con China. Ambos países firmaron en junio de 2020 un contrato que asegura al país sudamericano 20 millones de dosis anuales, por tres años, hasta completar 60 millones de vacunas.

El país sudamericano ha recibido 29,2 millones de vacunas, de las cuales 19,6 millones son de Sinovac y 6,8 millones son de la estadounidense Pfizer, 2,1 millones de AstraZeneca y 575.000 de CanSino.

El inmunizante chino es el pilar del programa de vacunación de Chile, un país de 19 millones de habitantes que figura entre un puñado de número de países que más población ha inmunizado. En seis meses ha inoculado con la primera dosis al 87% de los 15,2 millones de personas que busca vacunar y el 80% recibió las dos dosis requeridas.

Chile ha disminuido fuertemente los infectados diarios, por debajo de los mil, y los enfermos graves por COVID-19, por lo que las últimas semanas inició una flexibilización de las restricciones sanitarias, aunque existe temor de una eventual expansión de la contagiosa variante Delta, identificada hasta ahora en 55 personas. De ellas, cuatro se infectaron por transmisión comunitaria en el gran Santiago.

En la víspera del anuncio, el Ministerio de Salud chileno divulgó un estudio que indica que a seis meses de aplicarse, la vacuna de Sinovac mantiene una efectividad del 58,4% para prevenir la infección, 5% menos que lo mostrado en junio. Sin embargo, evita en 86% la hospitalización, en 90% el ingreso a una Unidad de Cuidados Intensivos y previene la muerte en el 86,4% de los casos. El análisis se hizo sobre una muestra de 8,6 millones de personas.

Chile registra 1,6 millones de contagiados desde la llegada de la pandemia, en marzo del año pasado, y más de 35.000 fallecidos.