Indonesia supera rápidamente 100.000 muertes por COVID-19

Indonesia superó las 100.000 muertes por COVID-19 el miércoles, un hito sombrío en un país que lucha contra su peor ola pandémica impulsada por la variante delta, en medio de preocupaciones de qu...

Indonesia superó las 100.000 muertes por COVID-19 el miércoles, un hito sombrío en un país que lucha contra su peor ola pandémica impulsada por la variante delta, en medio de preocupaciones de que la cifra real podría ser mucho mayor.

El país tardó 14 meses en superar la marca de 50.000 muertes a finales de mayo y poco más de nueve semanas en duplicarla. El Ministerio de Salud registró 1.747 nuevas muertes por COVID-19 en las últimas 24 horas, elevando el total a 100.636. Sin embargo, se cree que esas cifras están subestimadas.

Desde principios de junio, más de 2.800 personas enfermas de coronavirus han muerto tras aislarse en su hogar, según LaporCOVID-19, un grupo independiente de datos sobre el virus que realiza un seguimiento de las muertes en los hogares a causa de la enfermedad. Algunas de esas muertes se reflejan en cifras oficiales, pero otras no, dijo el organismo.

Fueron rechazados por los hospitales, por lo que regresaron a casa y se aislaron con acceso limitado a medicamentos, sin oxígeno y sin monitoreo médico hasta que murieron, dijo Ahmad Arif, uno de los fundadores de LaporCOVID-19.

La Organización Mundial de la Salud dice que los hospitales necesitan salas de aislamiento, suministros de oxígeno, equipo de protección personal y médico, así como hospitales de campaña móviles y bolsas para cadáveres.

Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo, ha registrado más de 3,5 millones de casos de COVID-19 desde marzo de 2020. Julio fue el mes más mortífero desde que comenzó la pandemia, con más de 30.100 muertes, comparado con 7.914 reportadas en junio. Su actual tasa de mortalidad per cápita es una de las peores de la región, solo superada por Myanmar.

En respuesta, el gobierno ha intensificado su campaña de vacunación, ha desviado la mayor parte de la producción industrial de oxígeno del país para uso médico, ha construido más centros de aislamiento y hospitales de campaña y ha aumentado el suministro de medicamentos a los hospitales.

La situación se ha aliviado un poco en Yakarta, donde los pacientes no han sido rechazados como antes, dijo Mahesa Paranadipa, colíder del Equipo de Mitigación de Riesgos de la Asociación Médica de Indonesia.

___

Niniek Karmini, periodista de The Associated Press, contribuyó para este despacho.