Falla en Estación Espacial Internacional requiere estudio

Los ingenieros espaciales analizarán si una falla que provocó la salida de la Estación Espacial Internacional de su orientación normal ha afectado sus sistemas, informó el miércoles un funcionar...

Los ingenieros espaciales analizarán si una falla que provocó la salida de la Estación Espacial Internacional de su orientación normal ha afectado sus sistemas, informó el miércoles un funcionario espacial ruso.

El jueves, los cohetes impulsores del módulo ruso Nauka se encendieron poco después de su arribo a la Estación Espacial Internacional, lo que hizo que el laboratorio orbital diera una revolución y media. El control de la misión ruso encendió los impulsores de otro módulo y una nave de carga rusos para detener la rotación y devolver la estación a su posición normal.

Serguei Krikalev, director de los programas tripulados de la corporación espacial rusa Roscosmos, dijo que el incidente del jueves no provocó daños evidentes a la estación, pero que los expertos deberán estudiar sus posibles implicaciones.

Parece que no hay daños, dijo Krikalev en entrevista trasmitida por la televisión estatal. Pero corresponde a los especialistas evaluar las tensiones que haya sufrido la estación y sus consecuencias.

Funcionarios espaciales estadounidenses y rusos dijeron que los siete tripulantes de la estación nunca estuvieron en peligro durante el incidente.

La estación debe estar debidamente alineada para obtener la máxima energía de sus paneles solares y mantener la comunicación con los equipos de apoyo en la Tierra. Esa comunicación se interrumpió dos veces durante varios minutos el jueves.

La NASA dijo el martes que la estación estaba desalineada en 45 grados cuando los motores de Nauka estaban encendidos y se discutió la pérdida de control con la tripulación.

Análisis posteriores mostraron que el cambio total de posición antes de recuperar el control de la posición normal fue de (tilde)540 grados, dijo NASA y añadió que la estación se encuentra en buen estado y operando normalmente.

Krikalev, veterano de seis misiones espaciales y que ha pasado en total 803 días en órbita, dijo que el encendido de los motores generó un peso dinámico en los componentes de la estación, lo cual hace necesario un análisis exhaustivo para determinar si alguno sufrió un exceso de tensión.