Incendio forestal se acerca a Atenas y amenaza palacio real

Los bomberos batallaban el miércoles en medio de un intenso calor para tratar de contener un incendio forestal en las afueras de Atenas que dañó varias viviendas, provocó la evacuación de miles d...

Los bomberos batallaban el miércoles en medio de un intenso calor para tratar de contener un incendio forestal en las afueras de Atenas que dañó varias viviendas, provocó la evacuación de miles de personas y amenaza a un antiguo palacio real.

Grecia está soportando la peor ola de calor en varias décadas, con temperaturas de hasta 45 grados centígrados (113 Fahrenheit). Los bomberos aprovecharon las temperaturas templadas en la mañana para enviar helicópteros y avionetas que lanzaron agua sobre el incendio cerca de Tatoi, a 20 kilómetros (12 millas) al norte de la capital, donde más de 500 bomberos llevaban toda la noche luchando contra las llamas.

La tripulación en tierra hizo un trabajo vital, combatiendo fuegos infernales en bosques suburbanos, afirmó el primer ministro Kyriakos Mitsotakis al visitar un centro de comando en la zona.

No hubo pérdidas humanas... Reconstruiremos las viviendas y con el tiempo el bosque volverá a florecer, añadió.

Los bomberos arrojaron agua de una piscina hacia las llamas y se colocaron grandes cubos de agua en helicópteros proporcionados por las fuerzas armadas. Las autoridades indicaron que más de 100 viviendas y negocios quedaron destruidos y más de 500 personas pernoctaron en hoteles convertidos en refugios.

El clima extremo ha azuzado fuegos también en Turquía, Italia y otras zonas del Mediterráneo. En Albania una persona murió por inhalación de humo debido a un incendio en la zona de Gjirokaster, en el sur.

El incendio en las afueras de Atenas causó espesas nubes de humo negro sobre la capital, impidiendo la visibilidad y llevando a las autoridades a pedir que quienes sufran de problemas respiratorios se queden en sus casas. Los predios de un palacio otrora propiedad de la antigua realeza griega quedaron dañados, aunque los edificios no fueron afectados.

Se reportaron apagones esporádicos en zonas de la capital cercanas a las llamas luego de que éstas derribaron torres de transmisión.

Las evacuaciones continuaron el miércoles en la isla de Evia debido a otro incendio allí, mientras ardían otros fuegos en la zona del Peloponeso.