Panamá convoca a reunión regional ante oleada de migrantes

En momentos en que encara una creciente ola de migración irregular en la zona fronteriza selvática común con Colombia, el gobierno de Panamá convocó a una reunión regional con representantes de ...

En momentos en que encara una creciente ola de migración irregular en la zona fronteriza selvática común con Colombia, el gobierno de Panamá convocó a una reunión regional con representantes de países de tránsito de migrantes para explorar soluciones a un fenómeno que impacta a distintas naciones.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá señaló el lunes en un comunicado que propuso el encuentro para el 11 de agosto y por el momento han confirmado su participación autoridades de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y Ecuador, todos los cuales tienen en común que por sus territorio transitan miles de migrantes que intentan llegar principalmente a Estados Unidos.

Se busca, señaló la oficina de la canciller panameña Erika Mouynes, discutir soluciones de urgencia a este fenómeno pluridimensional que no puede abordarse en solitario. De momento, la cancillería coordinaba las agendas para determinar si la cita será presencial o virtual.

El ministerio de Relaciones Exteriores dijo que la reunión apunta a conseguir un compromiso robusto que erradique las rutas migratorias peligrosas y descontroladas", aunque buscando respetar el derecho al libre tránsito de las personas.

Panamá ha estado buscando cooperación internacional, política y financiera, para afrontar la crisis migratoria que atiende desde hace años en su inhóspita frontera con Colombia. El país centroamericano recibe a decenas de miles de migrantes principalmente haitianos, africanos y cubanos que llegan desde Sudamérica y les ofrece albergue, alimentación y atención médica.

De manera controlada custodia el trayecto de los migrantes hasta la frontera con Costa Rica, donde siguen el viaje. El número de migrantes que atravesaron la jungla del Darién superó los 40.000 durante los primeros siete meses del 2021, una cifra récord de acuerdo con las autoridades de Seguridad.