Sandinistas confirman fórmula electoral Ortega-Murillo

El presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, fueron designados el lunes como candidatos a la reelección por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSL...

El presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, fueron designados el lunes como candidatos a la reelección por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para los comicios del 7 de noviembre próximo y tras el encarcelamiento de sus siete principales rivales políticos.

Horas antes, la alianza opositora de derecha Ciudadanos por la Libertad (CxL) inscribió ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) a su fórmula, integrada por el excomandante contra y empresario ganadero Oscar Sobalvarro para presidente y la Miss Nicaragua 2017 Berenice Quezada para vicepresidenta.

La designación de Ortega y Murillo se realizó en una sesión virtual del Congreso Sandinista Heroico Pancasán, llamada así en memoria de una acción armada del entonces movimiento guerrillero sandinista, registrada en 1967 en el norte del país. En la sesión participaron 2.932 delegados del FSLN conectados en 28 sesiones virtuales desde todo el país, explicó el secretario general de la Alcaldía capitalina, Fidel Moreno, que presidió la sesión de Managua junto a Ortega y a Murillo.

La militante sandinista Amada Pineda propuso la fórmula que encabezará la llamada Alianza Unida, Nicaragua Triunfa. Todos los asistentes apoyaron a Ortega y Murillo a mano alzada, a excepción de los dos candidatos a los máximos cargos del Ejecutivo.

Tenemos nuestra fórmula presidencial por unanimidad, exclamó el presidente del Parlamento, Gustavo Porras, quien por tercera vez encabeza las listas de diputados nacionales del FSLN.

Gracias al FSLN, a nuestro pueblo heroico, expresó Rosario Murillo y dijo sentirse emocionada al recordar a los héroes sandinistas fallecidos. Nuestro compromiso es seguir luchando y trabajando para vivir en un país en paz, agregó.

Por su parte Ortega, en un discurso donde repasó la historia nacional desde el siglo antepasado, llamó terroristas y traidores a la patria a los opositores que respaldaron las protestas de 2018 y que hoy en su mayoría están encarcelados. Los perros están aullando, hermanos nicaragí¼enses, pero aúllan porque estamos caminando, afirmó parafraseando un pasaje de El Quijote y, refiriéndose a quienes reclaman que abandone el gobierno, dijo: No, que no se equivoquen (...) El capitalismo salvaje no se volverá a instaurar jamás en el país.

Ortega, de 75 años, gobierna desde 2007 y fue reelegido en 2011 y en 2016. De volver a ganar sería su tercera reelección y la primera de Murillo, de 70 años. Ambos serán inscritos ante el CSE este lunes, antes de que finalice el período para el registro de candidatos, que se inició el 28 de julio. Otros cinco partidos y dos alianzas inscribieron el mismo día a sus candidatos.

Tras la inscripción de la fórmula opositora, el candidato presidencial Sobalvarro dijo que espera que el proceso electoral transcurra de manera tranquila, respetuosa, con libertad. Agregó que es demasiado el asedio y la represión que ha vivido el país y los nicaragí¼enses se merecen vivir en armonía.

CxL es una de las tres alianzas políticas acreditadas por el CSE para los comicios. Las otras son la oficialista Unida, Nicaragua triunfa -encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en el poder desde 2007- y la del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), segunda fuerza parlamentaria y aliada del gobierno.

También hay cinco partidos políticos minoritarios: Alianza por la República (APRE), Partido Liberal Independiente (PLI), Partido Alianza Liberal Nicaragí¼ense (ALN), Partido Camino Cristiano Nicaragí¼ense (CCN) y el indigenista Partido Yapti Tasba Masraka Nanih Asla Takanka (Yatama, Hijos de la madre tierra, en lengua miskita).

Previamente, el CSE retiró la personalidad jurídica al Partido Conservador (PC) y al Partido de Restauración Democrática (PRD), que formaban parte de la opositora Coalición Nacional, una alianza de más de 40 organizaciones civiles y fuerzas políticas creada tras las protestas sociales de 2018 y que quedó así eliminada de la contienda.

El proceso electoral ha sido cuestionado por la oposición, por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) debido al encarcelamiento de 31 líderes políticos y activistas antigubernamentales en los últimos dos meses, entre ellos, siete aspirantes a la presidencia, así como por la falta de reformas electorales propuestas por la OEA y por la aprobación de leyes coercitivas contra la oposición.

En Nicaragua, un país centroamericano de 6,5 millones de habitantes, unos 4,3 millones están habilitados para votar y elegir presidente y vicepresidente, 92 diputados nacionales y otros 20 ante el Parlacen, según los datos más recientes del CSE.