Exfiscal anticorrupción pide ser reinstalado en Guatemala

Juan Francisco Sandoval, el fiscal anticorrupción reconocido a nivel nacional e internacional que fue destituido por la fiscal general, Consuelo Porras, pidió el lunes a la Corte Suprema de Justicia...

Juan Francisco Sandoval, el fiscal anticorrupción reconocido a nivel nacional e internacional que fue destituido por la fiscal general, Consuelo Porras, pidió el lunes a la Corte Suprema de Justicia revertir su salida argumentando que fue filegal.

Sandoval era el jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) y su remoción del cargo generó el rechazo de sectores como grupos indígenas, campesinos, la iglesia católica y la comunidad internacional, así como la suspensión de cooperación de Estados Unidos con el Ministerio Público.

Claudia González, abogada de Sandoval, presentó un amparo en la Corte Suprema de Justicia argumentando que la decisión de destituirlo vulnera los derechos de carrera fiscal, seguridad jurídica, debido proceso y principio de legalidad al no haberlo despedido con una causa justificada ni haber dado los pasos de ley según en materia laboral.

Sandoval se desempeño como fiscal durante 15 años.

El 23 de julio Porras destituyó a Sandoval alegando que ella había sufrido vejámenes y se había irrespetado la institucionalidad del Ministerio Público, sin especificar a qué se refería ni presentar evidencias. El mismo día, Sandoval denunció que la destitución obedecía al avance de investigaciones bajo su jurisdicción que vinculaban al presidente Alejandro Giammattei y a otros funcionarios de gobierno en presuntos actos de corrupción. Porras es allegada a Giammattei y éste ha dicho que es su amiga.

Porras posteriormente dijo en entrevistas a medios locales que las investigaciones de Sandoval eran ideológicas y sesgadas. En febrero de este año, el Departamento de Estado premió a Sandoval como impulsor anticorrupción, felicitación a la que se unió Porras.

El mismo día de su destitución, Sandoval salió vía terrestre de Guatemala hacia El Salvador por temor a represalia contra su vida, pues durante su gestión investigó grupos del crimen organizado y actos de corrupción. Llevó a la justicia a varios funcionarios, exfuncionarios, jueces, magistrados, empresarios y políticos.

El exfiscal está actualmente en Estados Unidos, donde realiza una serie de reuniones con funcionarios del gobierno para explicar la situación y la lucha anticorrupción en Guatemala.