México realiza referendo sobre enjuiciar a expresidentes

han estado entre sus más duros críticos.

han estado entre sus más duros críticos.

En total, México tiene seis ex presidentes vivos, el mayor de los cuales tiene 99 años. El plazo de prescripción ha expirado para muchos de los abusos que se les acusa de cometer, la mayoría de los cuales involucran corrupción masiva, sobornos, despilfarro de dinero del gobierno y mala gestión económica criminal.

Peña Nieto se ha mantenido callado, pero muchos creen que, si se le provoca directamente, puede tener información dañina sobre López Obrador. Dos de los hermanos del presidente fueron grabados aceptando paquetes de dinero en efectivo mientras López Obrador era un candidato perenne de 2006 a 2018, lo que podría ayudar a explicar la decisión del presidente de lanzar la elección a la gente.

En cierto modo, parece que la historia se repite. Fox se convirtió en el primer candidato de la oposición en ganar pacíficamente la presidencia en la historia de México en 2000, lo que generó esperanzas con promesas de limpiar las alimañas y serpientes negras del gobierno. No cumplió esa promesa.

A López Obrador le gustan los referendos, a pesar de que en el pasado, los votos menos formales sobre proyectos específicos han atraído a pocos votantes. Además, necesita un esfuerzo masivo para reunir simpatizantes cuyo entusiasmo puede estar rezagado después de unos duros primeros tres años marcados por la continua violencia de los cárteles de la droga y una pandemia que ha dejado unos 360.000 muertos.

Pero si la apuesta era inspirar a la gente con el referéndum, ha fracasado. Los reguladores electorales reescribieron la pregunta del referéndum supuestamente para evitar la impresión de que los ex presidentes estaban siendo juzgados a priori.