Preocupa próximo fin de moratoria a desalojos en EEUU

La ira y la frustración aumentaban ante la ausencia de señales del presidente Joe Biden de dar marcha atras a permitir que expire una moratoria nacional a los desahucios a la medianoche del sábado,...

La ira y la frustración aumentaban ante la ausencia de señales del presidente Joe Biden de dar marcha atras a permitir que expire una moratoria nacional a los desahucios a la medianoche del sábado, e incluso una legisladora demócrata acampó afuera de Capitolio en protesta en momentos en que millones de estadounidenses están a punto de ser obligados a desalojar sus viviendas.

La decisión de Biden anunciada días antes de la fecha en la que vencería el impedimento a los desahucios sorprendió a muchos en el Congreso y expuso una rara división entre el presidente y su partido, con posibles ramificaciones políticas duraderas. Los legisladores se dijeron sorprendidos por la inacción de Biden, algunos furiosos de que el presidente solicitara al Congreso una solución de último minuto para proteger a los inquilinos y que no pudieron elaborar.

La representante Maxine Waters, demócrata de California, presidenta de la Comisión de Servicios Financieros, dijo el sábado a la CNN: Pensábamos que la Casa Blanca estaba al mando".

Una legisladora, la representante Cori Bush, demócrata de Missouri, acampó durante la noche en protesta en el Capitolio. No pienso retirarme antes de que suceda algún cambio, señaló Bush.

Estamos a solo unas horas de que ocurra una crisis de vivienda totalmente prevenible, dijo la senadora Elizabeth Warren, demócrata de Massachusetts, en un discurso en el pleno durante una rara sesión sabatina mientras los senadores trabajaban en un paquete sobre infraestructura.

Tenemos los instrumentos y la financiación, declaró Warren. Lo que necesitamos es tiempo.

Más de 3,6 millones de personas están en riesgo de desalojo, algunas en cuestión de días, con la llegada a su fin de la moratoria. La medida fue impulsada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) como parte de la crisis del COVID-19 que desplazó al empleo y muchos trabajadores se quedaron sin ingresos.

La moratoria tuvo como propósito impedir una mayor propagación del virus entre personas lanzadas a las calles o en los albergues. El Congreso aprobó una asistencia federal de vivienda por casi 47.000 millones de dólares para los estados durante la pandemia, pero han tardado en llegar a las manos de los inquilinos y arrendadores a los que se debían los pagos.

El día previo a la expiración, Biden pidió a los gobiernos locales que adopten todas las medidas posibles para desembolsar los recursos de inmediato.

No puede haber excusa para que un estado o localidad no acelere la entrega de fondos a los caseros e inquilinos que han sido afectados por la pandemia, dijo Biden en una declaración emitida el viernes.

Biden desató la premura al anunciar el jueves que permitiría que expirara la moratoria en lugar de impugnar un fallo reciente de la Corte Suprema, que indicó que éste sería el último plazo.

La Casa Blanca dejó en claro que Biden habría querido ampliar la moratoria federal a los desalojos debido a la propagación de la variante delta altamente contagiosa del virus. Sin embargo, también hubo preocupaciones de que impugnar la decisión judicial pudiera propiciar un fallo que restringiera la capacidad del gobierno para responder a futuras crisis de salud pública.

___

Casey informó desde Boston. Los periodistas de The Associated Press, Alexandra Jaffe, Mark Sherman y Alan Fram, contribuyeron a este depacho.