La prensa británica resalta el legado de Margaret Thatcher, amada y odiada a partes iguales

  • Los medios de comunicación resaltan a Thatcher como una figura clave en el siglo XX, cuyas controvertidas políticas neoliberales dividieron al país.
  • "No nos gustaba pero la amábamos", resume el 'The Guardian'.
  • "Muere la primera dama, pero su legado permanece", dice 'The Times'.

El día después de la muerte de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, los británicos preparan para ella una despedida con honores propios de una reina, mientras la prensa nacional ensalza su legado en la historia política del siglo XX y destaca la fuerte división que imprimieron sus ideas neoliberales en el país.

La Dama de Hierro, que gobernó el Reino Unido entre 1979 a 1990, falleció el lunes en Londres de una apoplejía. El diario The Times titulaba su edición online: 'Muere Margaret Thatcher, la primera dama, pero su legado permanece'.

El 50% de los británicos considera positivo su legado Por su parte, el The Guardiandestaca de Thatcher su "gran influencia y su capacidad de dividir". En sus piezas de análisis, diversos autores reconocen que el Reino Unido actual bebe de las influencias del thatcherismo —para bien o para mal— y señalan que lo que más molestaba a la sociedad era "que el que la hija de un tendero intentara monetarizar el valor humano".

Políticamente el país continúa dividido sobre la figura de Thatcher. Una encuesta realizada horas después de su muerte por el grupo de The Guardian daba buena cuenta de esta sima: el 50% de los 1.000 británicos consultados consideró positivo su legado,  mientras que el 34% de los encuestados consideró que su gobierno fue malo para el país.

The Independent, por su parte, redunda en la idea de que ella cambió el país y se pregunta, treinta años después, si para bien o para mal.

En Escocia, por su parte, la prensa destaca cómo la líder Tory se convirtió en una "indeseable" (a hate figure) para los escoceses, principalmente por el cierre de las minas y las industrias locales.

En sucesivos artículos se reproducen las loas a su mano dura, a su capacidad de liderazgo en un mundo masculino, y las acusaciones de fomentar unas políticas antisociales que derivaron "en el paro, las drogas y la desesperanza actual".

Margaret Thatcher, incluso fallecida, continúa dividiendo a Reino Unido. Mientras unos celebran en las calles de Londres su muerte, otros la despedirán con los mismos honores que  a Lady Di. Lo cierto es que su figura no deja indiferente a nadie.