Corte europea rechaza inmunidad de legislador catalán

El tribunal general de la Unión Europea rechazó el viernes un pedido de devolver la inmunidad parlamentaria a tres exaltos funcionarios catalanes que huyeron de España para evitar el arresto por ha...

El tribunal general de la Unión Europea rechazó el viernes un pedido de devolver la inmunidad parlamentaria a tres exaltos funcionarios catalanes que huyeron de España para evitar el arresto por haber dirigido un movimiento secesionista en la región.

En marzo, el Parlamento Europeo suspendió la inmunidad del expresidente regional de Cataluña Carles Puigdemont, la exministra de Salud catalana Toni Comín y la exministra de Educación catalana Clara Ponsati.

Los tres habían pedido en mayo al tribunal general de la UE con sede en Luxemburgo que tomara una medida interina de emergencia mientras tramitaban la anulación de la decisión en otro proceso.

Recuperaron la inmunidad provisionalmente hasta la finalización del proceso interino, pero el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) falló el viernes que los legisladores españoles no habían demostrado los requisitos para la decisión de urgencia.

El TJUE aún debe fallar sobre los méritos del caso.

La corte destacó que los tres parlamentarios de la UE, que viven en Bélgica, no demostraron que estaban en riesgo de ser arrestados.

Los solicitantes tienen libertad para viajar a fin de asistir a las reuniones del Parlamento, dijo el TJUE.

La orden del viernes es el episodio más reciente de la interminable historia legal de los tres separatistas, que aún puede durar meses, incluso años, ya que les restan numerosos recursos de apelación antes de una posible extradición a España.

Puigdemont y varios de sus colegas separatistas huyeron a Bélgica en octubre de 2017 por miedo al arresto después de realizar un referendo por la independencia de Cataluña que las cortes y gobierno españoles declararon ilegal. En 2019, los tres ganaron bancas en el Parlamento Europeo y obtuvieron inmunidad como miembros del legislativo continental.

España ha gestionado el regreso de Puigdemont para juzgarlo, pero no ha logrado convencer a la justicia belga que lo extraditen.