Estalla un incendio en almacén de Cinemateca en Sao Paulo

Un almacén del gobierno en el que se guardaban películas, documentos y proyectores antiguos de la industria cinematográfica brasileña se incendió el jueves por la noche en Sao Paulo.

Un almacén del gobierno en el que se guardaban películas, documentos y proyectores antiguos de la industria cinematográfica brasileña se incendió el jueves por la noche en Sao Paulo.

El Departamento de Bomberos indicó que 15 de sus camiones y 50 bomberos se encontraban en el sitio tratando de evitar que las llamas se propagaran a una zona más grande del inmueble.

El almacén es propiedad del instituto nacional de cine, Cinemateca, y alberga la mayor colección de películas de Sudamérica, algunas de ellas hechas de nitrato de celulosa, un material altamente inflamable. Las cintas en el almacén eran copias para su exhibición, no las originales. De momento se desconoce la magnitud de la pérdida.

El año pasado, una inundación en el mismo almacén dañó una parte de la colección. En 2016, la sede de la Cinemateca, ubicada en otra zona de la ciudad, también sufrió un incendio.

Los fiscales públicos advirtieron en una demanda interpuesta el año pasado que existía un riesgo de incendio en el almacén de Cinemateca, acusando al gobierno federal de haber descuidado el mantenimiento del edificio. La querella también señalaba que había habido demoras en el pago de las facturas de servicios públicos y de los salarios del instituto.

En abril, los empleados de Cinemateca escribieron una carta abierta en la que denunciaron el abandono de la institución y exigieron que fuera reabierta luego de estar cerrada ocho meses.

Eduardo Morettin, profesor de historia audiovisual en la Universidad de Sao Paulo, observaba a los bomberos que trabajaban afuera del inmueble.

Lo que vemos aquí es parte de la indiferencia absoluta por todo lo que concierne a la memoria de nuestro país, manifestó.

A través de sus cuentas en las redes sociales, el gobernador del estado de Sao Paulo, Joí£o Doria, adversario del presidente Jair Bolsonaro, señaló que el incendio era un crimen contra la cultura del país.

La Secretaría Especial de Cultura de Brasil apuntó en un comunicado enviado por correo electrónico que lamenta profundamente el incendio y pidió a la Policía Federal que abriera una investigación al respecto.

Sin referirse directamente a las críticas por la falta de apoyo a Cinemateca, la agencia dijo que el gobierno federal está comprometido con el mantenimiento de su historia. Todo el sistema de aire acondicionado del espacio fue sometido a mantenimiento hace aproximadamente un mes, como parte de las labores del gobierno para conservar la colección de la institución, añadió.

Otras dos preciadas instituciones culturales brasileñas han sufrido destinos similares en los últimos años.

El Museo Nacional de Río de Janeiro perdió casi toda su estructura a causa de un incendio en 2018, junto con gran parte de sus más de 20 millones de objetos. Se tiene previsto que vuelva a abrir sus puertas el próximo año. Y en 2015, el Museo de la Lengua Portuguesa, también en Sao Paulo, se incendió. Su reapertura está programada para el domingo.

___

La periodista de The Associated Press Tatiana Polastri en Sao Paulo contribuyó a este despacho.