Biden permitirá que moratoria de desalojos expire el sábado

El gobierno del presidente Joe Biden anunció el jueves que permitirá que una moratoria nacional a los desalojos expire el sábado, argumentando que se quedó sin opciones luego de que la Corte Supre...

El gobierno del presidente Joe Biden anunció el jueves que permitirá que una moratoria nacional a los desalojos expire el sábado, argumentando que se quedó sin opciones luego de que la Corte Suprema indicó que solamente podía ser extendida hasta el final del mes.

La Casa Blanca señaló que Biden hubiera preferido extender la moratoria federal a los desalojos debido a la diseminación de la variante delta del coronavirus, la cual es altamente contagiosa. En lugar de ello, el mandatario exhortó al Congreso a extender la moratoria a los desahucios para proteger a los inquilinos vulnerables y sus familias.

Asesores de Chuck Schumer, líder de la mayoría demócrata en el Senado, y del senador Sherrod Brown, presidente de la Comisión de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos de la cámara alta, dijeron que ambos están trabajando en un proyecto de ley para extender la moratoria. Los demócratas intentarán aprobar una ley lo más pronto posible y están exhortando a los republicanos a que no la bloqueen.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) decretaron la moratoria en septiembre del año pasado.

Dada la propagación reciente de la variante delta, incluyendo entre aquellos estadounidenses con más probabilidades de enfrentar desalojos y que no están vacunados, el presidente Biden habría respaldado firmemente una decisión de los CDC de extender aún más esta moratoria a los desalojos para proteger a los inquilinos en este momento de mayor vulnerabilidad, manifestó la Casa Blanca en un comunicado. Desafortunadamente, la Corte Suprema ha dejado claro que esta opción ya no está disponible.

El máximo tribunal logró apenas una apretada mayoría de 5-4 el mes pasado para permitir que la prohibición a los desalojos continuara hasta fin de julio. Uno de los que emitieron los votos mayoritarios, el magistrado Brett Kavanaugh, especificó claramente que bloquearía cualquier extensión adicional a menos que hubiese una autorización clara y específica por parte del Congreso.

Para el fin de marzo, 6,4 millones de hogares estadounidenses estaban retrasados en el pago de alquileres, de acuerdo con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Humano. Para el 5 de julio, unos 3,6 millones de personas en el país dijeron que enfrentaban la posibilidad de un desalojo en los siguientes dos meses, según una encuesta realizada por la Oficina del Censo.

La doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, dijo en junio que esta sería la última ocasión en que se extendería la moratoria cuando determinó que el plazo vencía el 31 de julio. En un principio se estableció para impedir que las personas echadas a las calles y a albergues agudizaran la propagación del COVID-19.

Los defensores del derecho a la vivienda y algunos legisladores han pedido que se amplíe la moratoria debido al aumento de los casos de coronavirus y al hecho de que se han distribuido muy pocas ayudas para el alquiler.

El Congreso ha asignado casi 47.000 millones de dólares en asistencia que se supone debe destinarse a ayudar a los inquilinos a pagar los meses de alquiler atrasados. Pero hasta ahora, los estados y las localidades sólo han distribuido hasta junio unos 3.000 millones de dólares de una primera partida de 25.000 millones. Algunos estados como Nueva York no han distribuido casi nada, mientras que varios sólo han aprobado unos pocos millones de dólares.

___

Los periodistas de The Associated Press Mark Sherman y Kevin Freking contribuyeron desde Washington.