Brasil inicia estudio de vacunación masiva en favelas de Río

Las autoridades brasileñas de salud iniciaron el jueves la inmunización masiva del barrio Mare de Río de Janeiro, en un inédito intento de controlar el COVID-19 en una comunidad de escasos recurso...

Las autoridades brasileñas de salud iniciaron el jueves la inmunización masiva del barrio Mare de Río de Janeiro, en un inédito intento de controlar el COVID-19 en una comunidad de escasos recursos, al tiempo que estudian la eficacia de las vacunas y la prevalencia de variantes que resultan preocupantes.

El complejo costero de Mare se compone de más de una decena de favelas y alberga a unas 130.000 personas. El estudio es el primero que se realiza en Brasil en una zona de ingresos bajos. Los investigadores brasileños que dirigen esta iniciativa no conocen ningún otro estudio en el mundo que se haya centrado específicamente en los barrios marginales.

En la actualidad, Río de Janeiro está aplicando las primeras dosis de vacunas a personas de 34 años. El Instituto Fiocruz del gobierno brasileño pretende inocular a más de 30.000 residentes de Mare de entre 18 y 33 años, y llevar la cobertura de vacunas al 100% de la población adulta, según el doctor Fernando Bozza, coordinador del estudio. Las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca se colocarán durante tres días en 30 lugares de Mare.

Esto es importante para Mare y para todo Brasil. Aquí en Río de Janeiro, más de 1,5 millones de personas viven en favelas. La investigación se realiza normalmente en hospitales y unidades de salud, dijo a la prensa el doctor Valcler Rangel, asesor de relaciones institucionales de Fiocruz.

Antes de que uno de los centros de vacunación abriera sus puertas a primera hora de la mañana, ya había 100 personas haciendo cola fuera.

Quienes lo deseen también pueden participar en el estudio de Fiocruz, para el que el instituto pretende reclutar a 2.000 familias.

Tras recibir la inyección, Jennifer Cardoso Nunes, de 27 años, firmó un formulario de consentimiento y respondió a las preguntas de la encuesta sobre su historial médico, su experiencia reciente con la ansiedad, si trabaja desde casa y el número de personas con las que vive. Comparte su casa con su abuela y cinco tíos, todos los cuales se someterán a análisis de sangre a los tres y seis meses del estudio.