Juez español desestima demanda contra líder saharauí

Un juez español desestimó el jueves una demanda contra el líder del Frente Polisario, en la que era acusado de tortura, genocidio y otros delitos.

Un juez español desestimó el jueves una demanda contra el líder del Frente Polisario, en la que era acusado de tortura, genocidio y otros delitos.

El juez Santiago Pedraz dijo que el plazo de prescripción de 20 años había expirado para los presuntos delitos que presuntamente Brahim Ghali había cometido entre 1975 y 1990 como líder del movimiento saharui, que busca que el Sahara Occidental se independice de Marruecos.

El juez agregó que no había pruebas suficientes para respaldar la acusación de genocidio, que se incorporó a las normas españolas en 1995.

Ghali encabeza el Frente Polisario y la República írabe Saharaui Democrática, un estado autoproclamado con reconocimiento internacional limitado, que tiene su base en campos de refugiados en el oeste de Argelia. Marruecos se anexó el Sahara Occidental en la década de 1970 y el Frente Polisario ha buscado desde hace mucho tiempo poner fin al dominio marroquí sobre esa zona.

Ghali estuvo en el centro de una reciente disputa diplomática entre España y Marruecos que desató una crisis migratoria temporal en el enclave español de Ceuta, en el norte de ífrica. Luego de que España permitió que Ghali, de 71 años, viajara a España para recibir tratamiento médico por COVID-19 en mayo, Marruecos redujo su vigilancia en la frontera con Ceuta y dejó que miles de personas ansiosas por llegar a Europa la cruzaran.

El juez Pedraz interrogó a Ghali por videoconferencia desde el hospital donde estaba siendo tratado a principios de junio, antes de que se le permitiera partir hacia Argelia ese mismo mes.