Policía Londres condena a mujer que ayudó a robar diamantes

Una mujer que secretamente intercambió siete piedras por diamantes con un valor de 4,2 millones de libras (5,7 millones de dólares) ha sido encarcelada por su participación en el atrevido golpe en ...

Una mujer que secretamente intercambió siete piedras por diamantes con un valor de 4,2 millones de libras (5,7 millones de dólares) ha sido encarcelada por su participación en el atrevido golpe en una lujosa joyería en el distrito Mayfair de Londres.

Lulu Lakatos, de 60 años, fue sentenciada el miércoles a 5 años y medio en prisión después de que un jurado en el Tribunal de la Corona Southwark en Londres la declarara culpable de conspiración para robar.

Lakatos formaba parte de un grupo delictivo internacional que huyó a Francia después de robar diamantes de Boodles en la calle New Bond el 10 de marzo de 2016. Las gemas no han sido recuperadas.

Este fue un robo atrevido, perpetrado a plena vista de empleados profesionales y experimentados de una joyería reconocida, dijo en un comunicado el detective William Man, del Servicio de Policía Metropolitana de Londres. La meticulosa planeación y ejecución de este robo me indica que quienes estuvieron involucrados eran delincuentes muy habilidosos.

Los días previos al robo, los delincuentes sostuvieron una serie de reuniones con el personal de Boodles bajo el pretexto de representar a un acaudalado inversor ruso que buscaba comprar gemas, dijo la policía.

Lakatos, quien nació en Rumania y vivía en Francia, se hizo pasar por una experta en gemas llamada Anna, quien iba a Boodles a valuar los siete diamantes para el comprador.

Después de inspeccionar las gemas, que incluían un diamante en forma de corazón de 20 kilates valuado en más de 2,2 millones de libras, fueron envueltas individualmente y colocadas en una bolsa sellada que supuestamente sería guardada en la caja fuerte de la joyería hasta que se hiciera el pago. Pero cuando el propio experto de Boodles tuvo sospechas al día siguiente, la bolsa fue radiografiada y la tienda descubrió que sólo había siete piedras ordinarias.

Lakatos fue usada como una distracción para intercambiar la bolsa con los diamantes por una idéntica que contenía las piedras antes de ser guardada en la caja fuerte, según un video de seguridad difundido por la policía.

Después de salir de la tienda, Lakatos entregó la bolsa con los diamantes a una de sus cómplices, antes de tirar el abrigo largo, sombrero y bufanda que usó como disfraz y subir a un tren de alta velocidad Eurostar rumbo a Francia.

Fue arrestada en septiembre bajo una orden de arresto europea y enviada a Gran Bretaña para ser juzgada.

Dos hombres que trabajaban de cerca con Lakatos previamente se habían declarado culpables por conspiración para robar, y fueron sentenciados a 3 años y 8 meses en prisión. La policía todavía investiga la participación de otras dos mujeres.