Presidenta tanzana se vacuna contra COVID al iniciar campaña

En un gran logro para uno de los últimos países en aceptar las vacunas contra el COVID-19, la presidenta de Tanzania arrancó la campaña el miércoles vacunándose en público y exhortando a toda l...

En un gran logro para uno de los últimos países en aceptar las vacunas contra el COVID-19, la presidenta de Tanzania arrancó la campaña el miércoles vacunándose en público y exhortando a toda la población a hacer lo mismo. Pero de inmediato encaró resistencia en una de las naciones más pobladas de ífrica.

Bajo el gobierno anterior de John Magufuli, Tanzania causó alarma en todo el mundo porque Magufuli negaba la existencia de la pandemia e insistía en que en todo caso la major manera de combatirla era rezando. Pero en marzo Magufuli falleció y el gobierno pasó a manos de su vicepresidenta, Samia Suluhu Hassan, quien desde entonces cambió las políticas en torno al COVID-19.

Hassan, a quien le administraron la vacuna de Johnson & Johnson, expresó confianza en la seguridad de las vacunas y dijo que el país de más de 58 millones de habitantes intentará obtener más. El sábado, Estados Unidos anunció la entrega de más de un millón de dosis a través de la iniciativa global COVAX, cuyo objetivo es suministrar vacunas a países de bajos y medianos ingresos.

Ahora el desafío del gobierno de Tanzania es revertir el escepticismo sembrado por el gobierno previo.

¿Por qué no consideramos nuestros remedios tradicionales? ¿Por qué tenemos que usar medicamentos extranjeros? ¿Hay algo oculto aquí?, preguntó un residente de la capital comercial Dar es Salaam, Kelvin Mmari, quien el miércoles dijo que no estaba dispuesto a vacunarse.

La presidenta de Tanzania enfatizó que la vacunación es voluntaria y otros ciudadanos recibieron de buena gana la llegada de las dosis.

La acción de la presidenta de tomar una dirección nueva en la batalla contra el coronavirus ha traído alivio a los tanzanos, dijo el residente de Dar es Salaam, Hawa Bihoga.

Tanzania pasó bastante más de un año sin actualizar su número de casos confirmados del virus, pero ahora reanudó la entrega de datos a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de ífrica, que para el miércoles reportaba 858 casos en el país.