G.Bretaña: Menores en asilos enfrentaron décadas de abusos

Una investigación pública sobre abusos sexuales en asilos para menores dependientes del gobierno halló que los pupilos sufrieron abuso y abandono en niveles difíciles de comprender a lo largo de d...

Una investigación pública sobre abusos sexuales en asilos para menores dependientes del gobierno halló que los pupilos sufrieron abuso y abandono en niveles difíciles de comprender a lo largo de décadas, se informó el martes.

La Investigación Independiente de Abuso Sexual de Niños dijo que entre las décadas de 1960 y 1990 la autoridad en el distrito londinense de Lambeth trató a los niños a su cargo como si fueran seres sin importancia.

El personal permitió que los niños vulnerables quedaran a merced de pedófilos que se infiltraron en los asilos y hogares de acogida de los menores, con consecuencias devastadoras y vitalicias para las víctimas.

A lo largo de varias décadas, los niños en residencias y hogares de acogida sufrieron niveles de crueldad y abuso sexual que son difíciles de comprender, dijo la jefa de la investigación, Alexis Jay.

Durante muchos años, el bullying, intimidación, racismo, nepotismo y sexismo florecieron en el concejo y todo contra un trasfondo de corrupción y malversación de fondos, añadió.

A los niños que denunciaban los malos tratos se los trataba con descreimiento y desdén, según la pesquisa. Dijo que 705 antiguos residentes presentaron denuncias de asalto sexual, violación y otros abusos en tres asilos para niños en Lambeth, y varios niños lo denunciaron en el momento que sucedió. Pero en cuatro décadas, un solo empleado fue sancionado.

Muchos empleados del concejo de Lambeth demostraron una indiferencia cruel hacia los niños vulnerables a los que se les pagaba por cuidar, y que el racismo era evidente en el trato hostil y abusivo sufrido por los niños negros.

El informe pide a la policía que investigue si existen méritos para la investigación criminal de la muerte de un niño, que se suicidó en un asilo en 1977 luego de denunciar que había sufrido abusos a manos de un empleado jerárquico.

La actual jefa del concejo, Claire Holland, dijo que el organismo sentía profundo pesar por los escandalosos abusos.

Husna-Banoo Talukdar, que dijo que abusaron de ella reiteradamente cuando vivió en asilos en Lambeth entre 1976 y 1979, aseguró que continuará su campaña hasta que se hagan públicos los nombres de los autores de abusos.

La investigación perdió la oportunidad de ventilar esos nombres, que se sepa quién hizo qué: los abusadores, el concejo, la policía que lo encubrió, dijo Taludkar, que renunció a su derecho al anonimato.