ONU: Líderes podrán asistir en persona a Asamblea General

La ONU ha decidido que los líderes mundiales asistan en persona a su reunión anual en la Asamblea General en septiembre, o que pronuncien discursos pregrabados si las restricciones del COVID-19 les ...

La ONU ha decidido que los líderes mundiales asistan en persona a su reunión anual en la Asamblea General en septiembre, o que pronuncien discursos pregrabados si las restricciones del COVID-19 les impiden viajar.

El presidente de la Asamblea General, Volkan Bozkir, un firme partidario de las reuniones en persona, manifestó el lunes en una nota enviada a los 193 países miembros de la ONU que se han hecho esfuerzos significativos para garantizar que la organización puede acoger las reuniones de alto nivel presenciales durante una semana, del 21 al 30 de septiembre.

El año pasado, la pandemia impidió a los líderes mundiales acudir a su gran cita anual en Nueva York, por primera vez en los 75 años de historia de las Naciones Unidas. En su lugar, se transmitieron discursos pregrabados de los líderes en la Sala de la Asamblea General, presentados por un solo diplomático de cada país.

Este año será una configuración híbrida, que combinará la presencia de algunos dirigentes en persona y la participación de otros líderes de manera remota, dijo el lunes a periodistas el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq.

La oficina de Bozkir dijo que el presidente de la asamblea trabajó de cerca con los Estados miembros y con el sistema de la ONU para garantizar que la semana de reuniones de alto nivel pudiera beneficiarse de la diplomacia en persona entre los líderes.

Dado que la situación de la pandemia ha mejorado en Nueva York, Bozkir ha permitido que el número de delegados en la Sala de la Asamblea General aumente de uno a dos, y para la semana de reuniones de alto nivel se permitirá un orador más tres delegados en la amplia cámara, según la nota.

Los 193 países miembros podrán ahora determinar su propio nivel de representación en la reunión de alto nivel, conocida oficialmente como debate general.

Para garantizar que todos los Estados miembros tengan la misma oportunidad de intervención en la semana de reuniones de alto nivel, se ha incluido la opción de que envíen discursos pregrabados en video en caso de que las delegaciones no puedan viajar por motivos relacionados con el COVID-19, declaró la oficina de Bozkir.

Esta opción no pretende sustituir la asistencia en persona, sino que proporciona una alternativa para participar que toma en cuenta la disparidad de las implicaciones de la pandemia para las distintas representaciones, incluida la cuestión de la equidad de las vacunas.

Ha habido una gran presión por parte de algunos países cuyos líderes quieren venir a Nueva York para tener una reunión en persona, pero los presidentes, primeros ministros y monarcas viajan con grandes delegaciones, lo que se convirtió en un problema en cuanto al número de personas permitidas en la sede de la ONU.

Durante las semanas de reuniones de alto nivel, suele haber miles de personas en el complejo de la ONU y cientos de actos complementarios. La nota no menciona dónde o si se celebrarán actos paralelos. Los diplomáticos de la ONU esperan que casi todos se celebren fuera del complejo de la sede de la ONU.

Pero la oficina de Bozkir dijo en la nota que los dignatarios visitantes podrán celebrar reuniones bilaterales como de costumbre en cabinas instaladas cada año en la sede.