Muere alpinista escocés en avalancha en montaña K2

Un alpinista escocés reconocido murió en una avalancha cuando intentaba escalar la montaña K2 en el norte de Pakistán, la segunda más alta del mundo, informaron un funcionario alpino paquistaní ...

Un alpinista escocés reconocido murió en una avalancha cuando intentaba escalar la montaña K2 en el norte de Pakistán, la segunda más alta del mundo, informaron un funcionario alpino paquistaní y una organización benéfica británica el lunes.

Por su parte, los rescatistas localizaron los cadáveres de otros tres alpinistas que perdieron la vida en la misma montaña este año.

Rick Allen, de 68 años, murió en una avalancha hace tres días cuando intentaba llegar a cumbre por una ruta que no había sido explorada antes en la cara sureste de la montaña, dijo Karrar Haidri, secretario del Club Alpino de Pakistán.

Los dos compañeros de Allen sobrevivieron al alud y fueron rescatados más tarde, añadió Haidri.

Su expedición pretendía recaudar fondos para el grupo benéfico británico Partners Relief & Development, que tenía a Allen en su junta directiva. La organización, que trabaja para ayudar a niños, confirmó la muerte de Allen en su página de Facebook.

Allen, un alpinista experimentado, se vio envuelto en una avalancha y fue rescatado en 2018 cuando escalaba el Broad Peak, que al igual que el K2 se encuentra en la cordillera del Karakoram, en la frontera entre China y Pakistán.

Rick murió haciendo lo que más le gustaba y vivió su vida con el valor de sus convicciones, indicó la organización benéfica en su comunicado.

Stephen Keck, un austriaco que fue uno de los alpinistas que acompañaba a Allen en el ascenso, dijo a The Associated Pres el lunes que escapó de morir en la avalancha milagrosamente.

Detalló que luego que la avalancha se vino sobre los alpinistas, él abrió los ojos y vio a Allen ya sin vida. Añadió que Allen yacía muerto cerca de él porque estaban conectados por medio de una soga.

Keck dijo haberse puesto de pie y dirigirse a un punto más seguro antes de que helicópteros militares los rescataran a él y a otro alpinista.

Pakistán tiene varios picos de gran altura que atraen a alpinistas de todo el mundo que intentan escalar sus cumbres.

También el lunes, Haidri informó que los rescatistas encontraron los cadáveres de tres alpinistas ”el paquistaní Ali Sadpara, el islandés Jon Snorri y el chileno Juan Pablo Mohr, que fallecieron cuando intentaban subir el K2, de 8.611 metros (28.250 pies). No había sido posible localizar sus cuerpos pese a varios intentos de un equipo paquistaní de búsqueda y rescate con ayuda del Ejército.

La semana pasada, el alpinista surcoreano Kim Hong Bin cayó en una grieta y desapareció en medio del mal tiempo tras escalar el Broad Peak, de 8.047 metros (26.400 pies). La operación de rescate para buscarle ha sido suspendida por las condiciones climatológicas.