Colombiana Arias espera dar más, tras avanzar en boxeo

Yeni Arias admite que se sintió agotada en su estreno en el boxeo femenino de Tokio.

Yeni Arias admite que se sintió agotada en su estreno en el boxeo femenino de Tokio.

Quizá por ser la primera pelea, reflexionó la pugilista colombiana después de imponerse apretadamente a la búlgara Stanimira Petrova 3-2 y avanzar a la ronda de los cuartos en los pesos pluma (57 kg).

Una observación sincera de esta boxeadora, de 30 años de edad, que ha tenido que hacer un largo recorrido por los cuadriláteros, velar por la crianza de su hijo, superar dificultades personales y hasta subir de categoría para llegar a la máxima cita olímpica.

Arias genera expectativa en su país, luego del bronce conseguido por su compatriota Ingrit Valencia en los pesos mosca del boxeo femenino de los Juegos Olímpicos de Río 2016. Yuberjen Martínez ganó en la misma justa la presea de plata en la división minimosca en la competencia masculina.

Arias buscó a su rival desde el campanazo inicial y logró conectar buenos golpes que sumaron puntos. La búlgara, que la superaba en altura y alcance, ripostó mejor en el segudo, aunque la colombiana cerró la pelea llevando la iniciativa y conectando mejor para llevarse tres de los cinco cartones de los jueces.

Espero dar más", prometió tras la pelea. Vamos a analizar bien las cosas y estudiar mis fallos.

Oriunda de la región del Valle del Cauca, Arias se inició en el boxeo de adolescente y tenía que cruzar un río en su localidad para llegar hasta un coliseo a practicar el deporte. Antes de arribar a Japón, la colombiana ganó plata en Centroamericanos y del Caribe y bronce en Panamericanos.