Con Doncic magistral, Eslovenia derrota a Argentina 118-100

Una soberbia actuación de Luka Doncic condujo a Eslovenia a un triunfo el lunes por 118-100 sobre la subcampeona del mundo, Argentina, en el debut de ambas selecciones en los Juegos Olímpicos de Tok...

Una soberbia actuación de Luka Doncic condujo a Eslovenia a un triunfo el lunes por 118-100 sobre la subcampeona del mundo, Argentina, en el debut de ambas selecciones en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La actuación de Doncic, de 22 años, fue descollante. Por momentos parecía ocupar todos los espacios del Saitama Super Arena, imponiendo su jerarquía en los triples, anotando debajo del aro, colaborando en rebotes defensivos y asistiendo a sus compañeros.

El jugador de los Maverics de Dallas anotó 48 puntos y confirmó por qué es considerado uno de los mejores del mundo al convertirse en una verdadera pesadilla para el conjunto argentino. Casi no hubo manera de pararlo. El inicio del juego fue demoledor. Doncic tuvo 3 aciertos seguidos en sus primeros tres tiros de tres puntos, un presagio de lo que sería el resto del partido. En la tarde de Saitama, hizo pesar sus 2,01 metros y desplegó toda su variedad de recursos técnicos también en distancias cortas.

Doncic, protagonista del triunfo esloveno en el europeo de 2017, asume un rol diferente esta vez. Entonces, con 18 años, el base de Dallas era una pieza importante, pero ahora parece haber asumido el mando que en aquel torneo llevaba Goran Dragic, ausente en Tokio. En el debut de Eslovenia asistió e hizo lucir a Klemen Prepelic, el segundo en la tabla de anotaciones con 22 puntos.

La actuación de la figura eslovena dejó boquiabierto incluso al exjugador argentino Emanuel Ginóbili, emblema de la generación dorada que obtuvo el oro en Atenas 2004. Tremendo dominio del juego de parte de Doncic. 31 puntos en un tiempo. Una bestia, dijo el exescolta de San Antonio Spurs al final de la primera parte.

Eslovenia se fue al descanso con una cómoda ventaja de 62-42. La diferencia no fue sólo por la labor de Doncic sino también por la pobre tarea ofensiva de Argentina, con apenas un acierto de ocho tiros de tres. Dentro de una producción magra de la albiceleste, Luis Scola, el único sobreviviente de la generación dorada, fue el más destacado con 23 puntos.

Argentina se fue deshilachando en la segunda parte. Con nueve de los 12 jugadores que conquistaron el subcampeonato en China con Facundo Campazzo como figura, se alejó en el marcador a partir del tercer cuarto. Sintió especialmente la falta de creatividad del base de Denver, que mostró menos lucidez de la habitual en ataque.

El entrenador argentino, Sergio Hernández, debió esforzarse para intentar mantener a su equipo en el partido en la segunda parte, cuando Eslovenia llegó a amasar una ventaja de 30 puntos. A partir de entonces, la tarea de la albiceleste fue evitar que Eslovenia se escapara más en el marcador y que la caída se convirtiera en una derrota catastrófica.

Doncic hizo hoy lo que quiso y como quiso. Todas las propuestas que teníamos para tratar de neutralizarlo y desconectarlo del resto del equipo fallaron. Él vulneró todas, reconoció Hernández cuando terminó el partido. (Doncic) terminó 48 puntos así como podría haber hecho 60 si él quería seguir tomando decisiones.

España, campeón del mundo en China 2019, y Japón, entrenado por el argentino Julio Lamas, completan el grupo C con Eslovenia y Argentina. Los españoles, bronce en Río 2016, y los nipones se cruzarán más tarde el lunes en su estreno el torneo olímpico.

Las selecciones de Doncic y Scola tendrán dos días de recuperación antes de regresar al parqué el jueves por la segunda fecha del grupo. Eslovenia buscará sellar su pase a cuartos de final con Japón y Argentina intentará acomodarse en la tabla en un duelo contra España.