Zacatecas: la violencia de los cárteles en México no cesa

y reforzar la presencia federal. Sólo de Guardia Nacional hay 100.000 efectivos en todo el país.

y reforzar la presencia federal. Sólo de Guardia Nacional hay 100.000 efectivos en todo el país.

Nahle, el presidente del Tribunal de Justicia estatal, cree que aunque ese enfoque sea adecuado, tardará generaciones en dar resultados.

No ofrece alternativas, pero sí un balance duro: Las estrategias que ha implementado el gobierno mexicano en los últimos 15 años no han funcionado.

Expertos nacionales e internacionales tampoco ven avances claros en el combate a las redes económicas y de corrupción política y judicial de los cárteles, ni en la voluntad de ciertas fiscalías locales para bajar la impunidad en delitos como los homicidios.

López Obrador reconoció este mes que la violencia sigue siendo una asignatura pendiente. Si no terminamos de pacificar a México, por más que se haya hecho, no vamos a poder acreditar históricamente a nuestro gobierno.

Sin embargo, mantiene las mismas propuestas. El miércoles anunció una nueva estrategia especial para los 50 municipios con más homicidios, entre ellos Fresnillo, que implica lo mismo: más militares y más programas sociales.

____

Los zacatecanos agradecen los despliegues aunque eso no impida seguir topándose con los grupos criminales.

En la localidad de Jerez, un mediodía reciente, dos camionetas con hombres armados pasaron por el zócalo de esta ciudad colonial como si fuera algo cotidiano. Unos 15 minutos después, transitaba por la misma calle una patrulla de la Guardia Nacional. Nadie se inmutó a la vista de ninguno de los vehículos.

De vuelta en San Juan Capistrano, la gente intenta recuperar cierta normalidad. Bajo la atenta mirada de las fuerzas armadas se ha reanudado la vacunación contra COVID-19 o el pago de pensiones, pero todos temen el día en que los militares se vayan.

Con el ejército la gente mala no se arrima", afirma un campesino de 74 que no puede contener las lágrimas al hablar de la situación de su pueblo. El gobierno, poniendo atención, sí puede atajar todo, ¡cómo no! Tiene toda la artillería de guerra, pero si no quiere, pues no ataja nada.

Un residente de la misma zona tiene otras esperanzas para que llegue un poco de paz: que uno de los dos cárteles gane pronto.