Gran Bretaña: pruebas diarias de COVID-19 contra desabasto

El gobierno británico realizará pruebas diarias de detección del COVID-19 a trabajadores críticos de la industria alimentaria, lo que permitirá que quienes den negativo puedan seguir trabajando a...

El gobierno británico realizará pruebas diarias de detección del COVID-19 a trabajadores críticos de la industria alimentaria, lo que permitirá que quienes den negativo puedan seguir trabajando aunque hayan tenido un contacto cercano con personas contagiadas.

Las autoridades explicaron el jueves en la noche que han identificado lugares prioritarios, incluyendo los centros de distribución de los grandes supermercados, donde esta semana comenzarán las pruebas. El programa se extenderá a 500 puntos la próxima semana.

La nueva política busca evitar el desabasto de alimentos mientras cientos de miles de personas en todo el país recibieron el aviso de aislarse a través de la app del Servicio Nacional de Salud para el COVID-19, creando una pingdemia que ha copado los titulares durante la semana.

Esta medida supone un revés para el gobierno del primer ministro, Boris Johnson, que hasta ahora había resistido a la presión de los líderes de la industria alimentaria, quienes dijeron que se estaban quedando sin personal porque muchos de sus trabajadores debían ponerse en cuarentena.

Aunque tanto el ejecutivo como los responsables de los supermercados dicen que no hay escasez de alimentos, reportes en diarios y noticieros mostraron imágenes de estanterías vacías en los últimos días, elevando el temor a que los consumidores ansiosos compren por pánico.

Mientras gestionamos este virus y hacemos todo lo posible para romper las cadenas de transmisión, las pruebas de contacto diarias a los trabajadores de este sector vital ayudarán a minimizar las alteraciones causadas por el aumento de los casos en las próximas semanas, al tiempo que garantiza que los trabajadores no corren riesgos", señaló el secretario de Salud, Sajid Javid, en un comunicado.