Costa Rica aprueba crédito millonario para mejorar su deuda

La Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó el lunes la recepción de un préstamo del FMI por 1.778 millones de dólares, el cual se destinará principalmente a pagar deuda con altos intereses y re...

La Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó el lunes la recepción de un préstamo del FMI por 1.778 millones de dólares, el cual se destinará principalmente a pagar deuda con altos intereses y reducir así la presión sobre las finanzas públicas.

Tras varios meses de controversias y una agenda complementaria que aún genera recelo en varios sectores, el préstamo del Fondo Monetario Internacional recibió 44 votos favorables y 7 en contra, por lo que ahora sólo requiere la firma del presidente Carlos Alvarado.

El gobierno de Alvarado celebró la aprobación del crédito sobre el que ha insistido tanto ante los diputados, pues considera que es fundamental para mejorar el perfil de la deuda y usar menos dinero público en el pago de intereses.

El camino para lograr esta aprobación no fue fácil para el gobierno costarricense, pues desde el año pasado enfrentó diferentes protestas, las cuales incluyeron en algunos casos el bloqueo de las principales carreteras del país durante el mes de octubre.

En la Asamblea Legislativa tuvo que tejer alianzas con partidos de oposición, no sin que surgieran diversas polémicas. La última de ellas condicionó el voto favorable para el préstamo a la renuncia del representante de Costa Rica ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, lo cual no agradó a una mayoría de los diputados.

Otra de las condiciones impuestas por los legisladores fue utilizar el 10% de los fondos para que el Estado pague parte de su deuda con la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), organismo fundamental en la atención de la pandemia del COVID-19.

Este apoyo de 1.778 millones de dólares permitirá cambiar deuda cara por deuda barata, reducir deuda con la CCSS, brindar estabilidad e impulsar la recuperación económica, dijo Alvarado en el agradecimiento a los diputados por la aprobación final.

El préstamo tiene un plazo de 10 años y una tasa de interés del 2%, con un periodo de gracia de cuatro años y un plazo de desembolso de tres años.

La aprobación del crédito no será el final de la polémica, pues aún quedan pendientes proyectos complementarios para cumplir las metas con las que Costa Rica se comprometió a mejorar su situación fiscal, como una reforma al sistema de empleo público que ha enfrentado fuerte oposición.

El país centroamericano tuvo un déficit fiscal del 8,34% de su producto interno bruto al finalizar 2020. El Banco Central espera un 7% de déficit al concluir el 2021.