Japón encarcela a dos estadounidenses por la fuga de Ghosn

Una corte de Tokio impuso el lunes penas de prisión a un padre y un hijo estadounidenses acusados de ayudar al expresidente de Nissan Carlos Ghosn a escapar a Líbano cuando estaba a la espera de jui...

Una corte de Tokio impuso el lunes penas de prisión a un padre y un hijo estadounidenses acusados de ayudar al expresidente de Nissan Carlos Ghosn a escapar a Líbano cuando estaba a la espera de juicio en Japón.

Michael Taylor fue condenado a dos años de prisión, mientras que su hijo Peter recibió una sentencia de un año y ocho meses.

Fueron declarados culpables ayudar a un delincuente por la fuga de Ghosn en diciembre de 2019. El directivo se escondió en una gran caja que se envió en un avión privado a Líbano con escala en Turquía. Líbano no tiene tratado de extradición con Japón.

El juez, Hideo Nirei, dijo que ambos habían cometido una grave infracción de la ley porque ahora prácticamente no hay posibilidades de juzgar a Ghosn.

Aunque la defensa dijo que Ghosn utilizó los acusados, el juez afirmó que claramente estaban implicados en la fuga.

Ghosn fue detenido en Japón en noviembre de 2018 y acusado de no declarar todos sus ingresos y de abuso de confianza por utilizar dinero de Nissan Motor Co. para su beneficio personal. Él afirma que es inocente y que se marchó porque no podía esperar un juicio justo en Japón.

Los Taylor fueron detenidos en Massachusetts en mayo de 2020 y extraditados a Japón en marzo. Durante el juicio se disculparon y dijeron haber sido engañados por Ghosn sobre el sistema penal japonés.

Michael Taylor negó que hubiera sacado provecho económico de la operación porque los 1,3 millones de dólares que según la fiscalía les pagó Ghosn, sólo habían cubierto los gastos.

Pero Nirei, el juez, afirmó que la corte había concluido que la motivación era económica. Los Taylor pueden apelar, señaló.

Por otro lado, Greg Kelly, exdirectivo de Nissan, está a juicio en Tokio acusado de falsificar reportes sobre las compensaciones que recibía Ghosn. Kelly, que fue detenido a la vez que el expresidente de la automotriz, también dice que es inocente.

No se espera un veredicto en el caso de Kelly hasta el año que viene. Más del 99% de los juicios penales en Japón terminan en condenas. Kelly podría ser condenado a hasta 15 años de prisión.

___

Yuri Kageyama está en Twitter como https://twitter.com/yurikageyama