Boris Johnson cambia de opinión, hará cuarentena voluntaria

El primer ministro británico, Boris Johnson, pasará 10 días en aislamiento voluntario tras un contacto con un paciente confirmado del virus, según anunció su oficina el domingo, que revocó un an...

El primer ministro británico, Boris Johnson, pasará 10 días en aislamiento voluntario tras un contacto con un paciente confirmado del virus, según anunció su oficina el domingo, que revocó un anuncio anterior sobre que el mandatario no haría cuarentena.

Johnson y el jefe del Tesoro, Rishi Sunak, recibieron notificaciones del sistema de rastreo del país por haber estado en contacto con un caso confirmado del virus, según la oficina del mandatario. El viernes se había reunido con el Secretario de Salud, Sajid Dabid, que el sábado dio positivo en COVID-19. Javid, que había completado su vacunación, ha dicho que padece síntomas leves.

Se supone que las personas que reciben una notificación en la aplicación de celular deben aislarse, aunque no es un requisito legal. Por lo general se recomienda a los contactos de positivos que se aíslen a 10 días.

Pero en un principio, la oficina de Johnson dijo que en lugar de eso, Sunak y el primer ministro se haría una prueba diaria de coronavirus dentro de un sistema alternativo piloto en el que participan varios empleadores, incluido el gobierno.

Ese plan fue abandonado menos de tres horas después ante la indignación por el aparente trato especial para políticos. La oficina de Downing Street dijo que Johnson haría cuarentena en Chequers, la residencia rural del primer ministro, y no participará en la prueba piloto. Sunak también haría cuarentena voluntaria, según el comunicado.

Gran Bretaña sufre un auge de contagios de coronavirus y una oleada asociada de avisos a cientos de miles de personas para que hagan cuarentena porque estuvieron cerca de alguien contagiado. Negocios como restaurantes, automotrices y el metro de Londres dicen estar faltos de personal por las normas de cuarentena voluntaria.

Jonathan Ashworth, portavoz de salud del Partido Laborista, el principal grupo opositor, dijo que mucha gente se enojaría de que hubiera una fila especial para personalidades que eludían la cuarentena voluntaria.

Al despertar esta mañana para descubrir que hay una norma especial, una norma exclusiva, para Boris Johnson y Rishi Sunak, dirán que esto se ve como una norma para ellos y otra cosa para el resto de nosotros, dijo a Sky News.

Johnson enfermó de gravedad de coronavirus en abril de 2020 y pasó tres noches hospitalizado en cuidados intensivos.

En una cierta ironía, Johnson cumplirá su aislamiento mientras su gobierno prepara el levantamiento el lunes de las restricciones aún en vigencia. Los clubes nocturnos podrán reabrir en Inglaterra por primera vez desde marzo de 2020, los recintos deportivos y de entretenimiento pueden completar su aforo y las mascarillas ya no serán obligatorias en espacios cerrados.

Sin embargo, el gobierno ha instado a la gente a ser prudente, mientras se disparan los casos de la contagiosa variante delta, identificada por primera vez en India. El sábado se confirmaron más de 54.000 contagios nuevos, la cifra diaria más alta desde enero. Las hospitalizaciones y muertes también van al alza, aunque se mantienen más bajas que en picos previos gracias a la vacunación. Más de dos tercios de los adultos británicos han recibido las dos dosis de la vacuna.

Las autoridades británicas miran con recelo a Israel y Holanda, que levantaron sus restricciones tras vacunar a la mayoría de la población. Ambos países han reintroducido hace poco algunas restricciones tras repuntes en los contagios.