EEUU: Persiste desconfianza en vacuna en zonas conservadoras

hacia las vacunas en Arkansas, que tiene la tasa más alta de casos nuevos de COVID-19 en Estados Unidos pero registra uno de los índices más bajos de inoculaciones.

hacia las vacunas en Arkansas, que tiene la tasa más alta de casos nuevos de COVID-19 en Estados Unidos pero registra uno de los índices más bajos de inoculaciones.

Hutchinson ha conversado con residentes como Harvey Woods, quien fue una de cerca de cinco docenas de personas que acudieron el jueves en la noche a un recinto del centro de convenciones en Texarkana. La mayoría de los presentes no portaba mascarilla, ni tampoco Hutchinson, que a se vacunó.

Woods, de 67 años, se presentó ante Hutchinson como una persona antivacuna y señaló que hay muchas dudas sobre los efectos de las inoculaciones y que él no cree que sea confiable la información sobre ellas que da el gobierno federal.

El gobernador y su principal funcionario de salud intentaron tranquilizar a Woods sobre el proceso de revisión que efectúa la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés). Sin embargo, Hutchinson hizo una pregunta a Woods.

¿Usted cree que el COVID es real?, preguntó el gobernador.

No me asusta, afirmó Woods, quien luego dijo que contrajo el virus el año pasado.

Hutchinson emprendió una gira estatal después de que asumiera la presidencia de la Asociación Nacional de Gobernadores. En este papel, Hutchinson ha hecho un exhorto a que sea prioridad combatir la resistencia a las vacunas.

Los estudios han mostrado que las vacunas son altamente seguras y efectivas. Pero la desinformación continúa sembrando dudas entre las personas, en especial en las zonas conservadoras y rurales. Hutchinson ha instado a la FDA a que apruebe totalmente las vacunas en lugar de autorizar su uso de emergencia porque, dijo, de esa manera se combatiría uno de los argumentos esgrimidos por quienes se oponen a las inoculaciones.