Suben a más de 150 los muertos en inundaciones en Europa

La cifra de víctimas mortales en las desastrosas inundaciones en el oeste de Europa superó las 150 personas el sábado, mientras los rescatistas trabajaban para limpiar la devastación y evitar más...

La cifra de víctimas mortales en las desastrosas inundaciones en el oeste de Europa superó las 150 personas el sábado, mientras los rescatistas trabajaban para limpiar la devastación y evitar más daños.

La policía confirmó más de 90 decesos en la zona de Ahrweiler, en el oeste de Alemania, una de las más afectadas, y teme que pueda haber más fallecidos. En la víspera, las autoridades dieron un cómputo total de 63 muertos para todo el estado de Renania-Palatinado, donde está Ahrweiler.

Otras 43 personas fueron declaradas muertas en el vecino estado de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país. La televisora belga RTBF reportó que el número de fallecidos en Bélgica ascendió a 27 personas el sábado.

Las aguas retrocedían el sábado en gran parte de las regiones afectadas, pero las autoridades temen que se puedan encontrar más cuerpos en los autos y camiones arrastrados por la corriente.

El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, tenía previsto viajar el sábado a Erftstadt, al suroeste de Colonia, donde el viernes se llevó a cabo un angustioso operativo de rescate para sacar a la gente que quedó atrapada cuando el piso cedió y sus viviendas se derrumbaron. Las autoridades temían que algunos no hubiesen logrado escapar, pero por el momento no se han confirmado más victimas.

Muchas zonas seguían sin electricidad ni servicio telefónico, algo que, junto al conteo múltiple en algunos casos, parece explicar el elevado número de desaparecidos comunicado por las autoridades inmediatamente después de las inundaciones del miércoles y el jueves.

Unas 700 personas fueron evacuadas de parte de la localidad alemana de Wassenberg, en la frontera con holanda, tras la rotura de un dique en el río Rur.

Además de Alemania y Bélgica, algunas regiones del sur de Holanda también se han visto afectadas por fuertes inundaciones.

Los voluntarios trabajaron durante la noche para reforzar diques y proteger carreteras. Miles de resientes en las localidades sureñas de Bunde, Voulwames, Brommelen y Geulle pudieron regresar a casa el sábado en la mañana tras ser evacuados el jueves y el viernes.

En Suiza, las intensas lluvias provocaron el desbordamiento de varios ríos y lagos. En la ciudad de Lucerna se cerraron varios pasos peatonales sobre el río Reuss.

___

La periodista de The Associated Press Molly Quell en Amsterdam contribuyó a este despacho.