Haití administra 1ras vacunas desde el inicio de la pandemia

Trabajadores de la salud y personas mayores fueron los primeros en recibir la vacuna contra el COVID-19 en Haití el viernes como parte de una prueba luego de que el país recibió recientemente 500.0...

Trabajadores de la salud y personas mayores fueron los primeros en recibir la vacuna contra el COVID-19 en Haití el viernes como parte de una prueba luego de que el país recibió recientemente 500.000 dosis a través de Naciones Unidas.

Las vacunas fueron administradas a más de 30 personas en el Hospital Universitario de la Paz en la capital, Puerto Príncipe, bajo la supervisión del Ministerio de Salud, explicó la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a The Associated Press.

Haití recibió el miércoles las primeras dosis de la vacuna desde el inicio de la pandemia, y son parte de la donación realizada por Estados Unidos al programa COVAX de la ONU para países de ingresos bajos. Una vocera de la OPS dijo antes a la AP que todas eran de Moderna.

La vacunación continuará durante todo el fin de semana, apuntó la OPS.

Haití ha reportado más de 19.300 positivos confirmados y más de 480 decesos en su peor ola desde la aparición del COVID-19. Los expertos creen que estas cifras están muy por debajo de las reales ya que el país hace pocas pruebas de detección entre sus más de 11 millones de habitantes.

La OPS mostró esta semana su preocupación por los miles de haitianos que han perdido sus hogares a consecuencia de un creciente repunte en la violencia entre pandillas y que ahora viven hacinados en albergues atestados, que podrían convertirse en puntos calientes activos para la transmisión del virus.

Haiti enfrenta además las secuelas del asesinato de su presidente, Jovenel Moí¯se, el 7 de julio.

La campaña de inmunización comenzó casi dos meses después de que el gobierno decretó una emergencia sanitaria e impuso un toque de queda y medidas de seguridad. Es necesario utilizar mascarilla para entrar a ciertos negocios, pero pocos haitianos siguen las directrices a pesar de los buses y mercados están abarrotados.

Además, los expertos en salud han advertido a las autoridades que deben intensificar las campañas educativas ante la desconfianza generalizada hacia la vacuna y los funcionarios gubernamentales.