Inundaciones en Europa: más de 90 muertos, sigue la búsqueda

La cifra de fallecidos por las devastadoras inundaciones que golpearon partes del oeste de Alemania y Bélgica superaba las 90 personas el viernes, mientras seguía la búsqueda de los cientos de desa...

La cifra de fallecidos por las devastadoras inundaciones que golpearon partes del oeste de Alemania y Bélgica superaba las 90 personas el viernes, mientras seguía la búsqueda de los cientos de desaparecidos.

Las autoridades del estado alemán de Renania-Palatinado reportaron 50 decesos, incluyendo al menos nueve residentes de un centro para personas con discapacidad.

En la vecina región de Renania del Norte-Westfalia, las estimaciones de los funcionarios contemplaban 30 muertos pero advirtieron que podrían ser más. Unas 1.300 personas más siguen desaparecidas, aunque las autoridades dijeron que los esfuerzos para localizarlas podrían verse obstaculizados por los cortes en carreteras y conexiones telefónicas.

Según un conteo provisional, el número de víctimas mortales en Bélgica ascendió a 12, con cinco desaparecidos, dijeron autoridades locales y medios a primera hora del viernes.

Las inundaciones repentinas de esta semana siguieron a días de fuertes lluvias que convirtieron arroyos y calles en potentes torrentes que arrastraron autos y causaron el colapso de viviendas en toda la región.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresaron su pesar por los decesos durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el jueves en la noche.

La líder alemana, que realiza su último viaje a Washington antes de dejar el cargo más adelante en el año, dijo que temía que la magnitud total de esta tragedia no se vea hasta los próximos días".

Los rescatistas se apuraban el viernes para ayudar a las personas atrapadas en sus viviendas en la localidad de Erftstadt, al suroeste de Colonia, donde hay varias casas en riesgo de derrumbe luego de que las inundaciones dejaron al descubierto sus cimientos.

Tres personas fueron rescatadas del río Wurm, en el condado de Heinsberg, el jueves en la noche.

El gobernador de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, convocó una reunión urgente de su gobierno el viernes. Su gestión de las inundaciones está considerada una prueba de sus ambiciones para suceder a Mekel en las elecciones del 26 de septiembre.

El ejército alemán ha movilizado a 900 soldados para ayudar con las labores de rescate y limpieza.

Miles de personas siguen sin hogar luego de que sus casas quedaron destrozadas o fueron consideradas de alto riesgo por las autoridades, incluyendo en varias aldeas alrededor del embalse de Steinbach, que según los expertos podría ceder por el peso de las crecidas.

Al otro lado de la frontera, en Bélgica, la mayoría de los ahogados fueron hallados en torno a Lieja, la zona más afectada.