El Salvador: Fiscalía embarga bienes del partido Arena

El Ministerio Público salvadoreño embargó el jueves la sede del partido Alianza Republicana Nacionalista para recuperar un donativo millonario que Taiwán entregó al entonces presidente Francisco ...

El Ministerio Público salvadoreño embargó el jueves la sede del partido Alianza Republicana Nacionalista para recuperar un donativo millonario que Taiwán entregó al entonces presidente Francisco Flores para ayudar a los damnificados de los terremotos de 2001, y que según las autoridades judiciales fue a parar a cuentas de ese instituto político.

La Unidad de Extinción de Dominio de la Fiscala General de la Republica y un contingente de policías aseguraron el inmueble, y poco después se lo entregaron al Consejo Nacional de la Administración de Bienes.

El Ministerio Público también embargó al partido Arena 12 vehículos, otro local en el departamento de Ahuachapán, en el occidente del país, así como 2,9 millones de dólares de la llamada deuda política que el Ministerio de Hacienda debía entregar a Arena por los votos que recibió en las elecciones municipales y legislativas.

Esta es la culminación de la diligencia que se inició hace unas semanas en contra de Arena. Es la extinción de bienes para tratar de recuperar el dinero desviado hacia cuentas del partido Arena para la campaña (presidencial) de Tony Saca, dijo el fiscal general Rodolfo Delgado.

El presidente Nayib Bukele anunció en su cuenta de Twitter que el edificio se convertirá en un centro de gimnasia para jóvenes.

En el transcurso de una investigación por el desvío del donativo de Taiwán, en mayo de 2014 un juez ordenó la captura de Flores (1999-2004), de Arena, acusado de enriquecimiento ilícito y peculado.

Un tribunal de instrucción que investigó el desvío de más de 15 millones de dólares donados por Taiwán determinó durante las investigaciones contra Flores que 10 millones de dólares fueron a parar a cuentas de Arena y el resto quedó en sus manos.

Recientemente el presidente del Consejo Ejecutivo Nacional de Arena, Erick Salguero, reconoció en un programa de entrevistas de la televisión local que los diez millones de dólares fueron a parar a las arcas del partido y se usaron para financiar la campaña presidencial de Saca, pero sostuvo que eran fondos privados que Taiwán les entregó para financiar la campaña electoral.

Arena llevó a la presidencia de El Salvador a Flores y a Saca.

Flores murió el 30 de enero de 2016 cuando se encontraba bajo arresto domiciliario a la espera de ser juzgado por los delitos que se le atribuían. Con su muerte se extinguió la responsabilidad penal, pero no la obligación civil, por lo que la Fiscalía continuó el proceso y en junio de 2017 aseguró varias propiedades del exmandatario.

En 2019, el Ministerio Público acusó a Flores, a Saca y a otras tres personas vinculadas a Arena por el desvío de 10 millones de dólares, pero el juicio para tratar de recuperar el dinero no ha prosperado.

La investigación contra Flores se inició luego de que el expresidente Mauricio Funes (2009-2014), del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, hiciera público un reporte de operaciones sospechosas detectadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Flores fue el primer presidente de la historia de El Salvador en ser enviado a juicio por delitos de corrupción y lavado de dinero.

Saca, que gobernó el país de 2004 a 2009, fue detenido el 30 de octubre de 2016 y condenado a 10 años de prisión por el desvío de más de 300 millones de dólares de las arcas del Estado.

Funes enfrenta varios procesos penales y civiles. Actualmente vive en Nicaragua, donde recibió asilo político.