Detienen a presunto homicida de activista en México

Las autoridades detuvieron al presunto responsable del asesinato de un defensor de derechos humanos ocurrido a inicios de este mes en el sur de México, informó la Fiscalía General.

Las autoridades detuvieron al presunto responsable del asesinato de un defensor de derechos humanos ocurrido a inicios de este mes en el sur de México, informó la Fiscalía General.

Un hombre identificado como Hugo Rolando N fue apresado como supuesto autor del homicidio de Simón Pedro Pérez López, defensor de derechos humanos y catequista del estado sureño de Chiapas, quien murió el 5 de julio tras recibir un disparo en la cabeza, indicó la noche del miércoles la Fiscalía General en su cuenta de Twitter.

El presunto responsable fue detenido en el municipio de Tzimol de Chiapas y trasladado a la capital del estado para ser presentado ante las autoridades judiciales, precisó la Fiscalía General.

Pérez López, un indígena que integraba la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, murió en un hospital tras ser baleado por un hombre que se trasladaba en una motocicleta y lo atacó cuando iba junto a su hijo a hacer compras a un mercado.

La Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal es un grupo creado para exigir justicia tras la masacre de 45 indígenas en la iglesia de la comunidad de Acteal en 1997.

En la zona de los Altos de Chiapas, donde ocurrió el asesinato, se ha reportado una fuerte actividad de grupos armados, algunos de ellos vinculados con el crimen organizado y otros aparentemente relacionados con liderazgos políticos locales.

El gobierno mexicano anunció a inicios de semana que 68 defensores de los derechos humanos y activistas ambientales y 43 periodistas han sido asesinados durante la administración de Andrés Manuel López Obrador.

El presidente, que asumió el cargo el 1 de diciembre de 2018, había prometido proteger a los periodistas, pero los críticos han cuestionado si el gobierno está haciendo lo suficiente.

Unos 1.478 activistas y periodistas reciben actualmente protección por parte del gobierno, pero nueve de los asesinados estaban en ese programa de protección, indicó la Secretaría de Gobernación.

Se cree que varios de los homicidios han sido ordenados por organizaciones del narcotráfico, personas con negocios deshonestos o funcionarios corruptos, pero relativamente pocos de esos casos han sido resueltos.