Bolsonaro podría ser operado de emergencia

Después de 10 días consecutivos con hipo, el presidente brasileño Jair Bolsonaro fue internado el miércoles en un hospital debido a lo fue descrito por médicos como una obstrucción intestinal qu...

Después de 10 días consecutivos con hipo, el presidente brasileño Jair Bolsonaro fue internado el miércoles en un hospital debido a lo fue descrito por médicos como una obstrucción intestinal que podría ameritar una cirugía de emergencia.

Bolsonaro, de 66 años, fue ingresado al Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia por la mañana y se sentía bien, de acuerdo con un comunicado inicial que señalaba que los médicos estaban revisando su hipo persistente.

Pero horas más tarde, la oficina del mandatario informó que el doctor Antonio Luiz Macedo, el cirujano que operó a Bolsonaro luego de que recibió una puñalada en el abdomen durante la campaña electoral de 2018, decidió trasladarlo a Sao Paulo, donde sería sometido a más pruebas para evaluar si es necesario realizar una cirugía de urgencia.

El presidente, que es tanto católico como evangélico, publicó en su cuenta oficial de Twitter una fotografía de él acostado en una cama de hospital, con los ojos cerrados, y varios sensores colocados en su torso desnudo. En el lado izquierdo de la foto se advierte la mano de una persona vestida con lo que parece una túnica negra de sacerdote y con una cruz dorada colgando del cuello.

El apuñalamiento de 2018 le provocó daños intestinales y graves hemorragias internas, por lo que el mandatario ha tenido que someterse a varias operaciones desde entonces.

Bolsonaro aparentemente ha tenido problemas para hablar en varias ocasiones en las últimas semanas y dijo que padecía un hipo recurrente.

Pido disculpas a todos los que me están escuchando porque he estado con hipo desde hace cinco días, dijo el mandatario durante una entrevista con Radio Guaiba el 7 de julio. Insinuó que la causa podría ser un medicamento que le recetaron después de una cirugía dental. Tengo hipo las 24 horas del día, señaló.

Al día siguiente, durante su transmisión semanal por Facebook Live, Bolsonaro volvió a disculparse por no poder hablar bien debido al hipo que le duraba ya una semana.

El hipo crónico es generalmente manifestación de algún otro problema de salud, como un intestino obstruido que podría ameritar cirugía, dijo el doctor Anthony Lembo, gastroenterólogo en el Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston. En algunos casos, podría ser necesario extirpar parte del intestino, señaló.

Cada vez que hay que hay que manipular intestinos no es una cirugía menor, afirmó Lembo, quien agregó que después de varias operaciones, como en el caso de Bolsonaro, las intervenciones se vuelven más complicadas.

Bolsonaro es objeto de una investigación legislativa por el manejo que ha hecho su gobierno de la pandemia de coronavirus y por presunta corrupción en la compra de vacunas contra el COVID-19. Encuestas recientes indican muestran que tiene bajos niveles de aprobación y que podría perder las elecciones del próximo año.