El papa vuelve al Vaticano 10 días después de su operación

El papa Francisco fue dado de alta el miércoles de un hospital de Roma y regresó al Vaticano, 10 días después de una cirugía programada en la que se le extirpó la mitad del colon.

El papa Francisco fue dado de alta el miércoles de un hospital de Roma y regresó al Vaticano, 10 días después de una cirugía programada en la que se le extirpó la mitad del colon.

Francisco salió de la Policlínica Gemelli de Roma en el asiento del copiloto de un Ford en torno a las 10:45 de la mañana, hora local (04:45 EDT).

Cuando su pequeña caravana llegó a una entrada lateral del Vaticano, el Ford se detuvo y Francisco salió con ayuda de un guardaespaldas. Saludó a algunos agentes de seguridad italianos -dos soldados que montaban guardia y un puñado de escoltas de la policía italiana en motocicletas- antes de volver al auto, que entró en el Vaticano por la puerta de Perugino.

Francisco fue intervenido el 4 de julio por un grave estrechamiento del intestino grueso, su primera cirugía importante desde que asumió el cargo en 2013. Fue una operación programada para principios de julio, cuando de forma tradicional se suspenden las audiencias del papa y normalmente Francisco se tomaría algo de tiempo libre.

Francisco tendrá varias semanas para recuperarse antes de reanudar su agenda de viajes en septiembre. Está previsto que visite Hungría y Eslovaquia entre el 12 y el 15 de septiembre, antes de hacer una rápida parada en Glasgow, Escocia, para participar en la conferencia climática COP26 en noviembre. También se están considerando otros posibles viajes.

En un principio, el Vaticano había dicho que Francisco podría ser dado de alta el fin de semana pasado, pero más tarde indicó que se quedaría unos días más para recuperarse más y recibir tratamiento de rehabilitación.

El papa reapareció en público desde la operación el domingo, y se le vio con buen aspecto mientras ofrecía su plegaria semanal desde un balcón de la 10ma planta del hospital, rodeado por jóvenes pacientes de cáncer. Aprovechó la ocasión para pedir atención médica gratuita para todos.

El martes por la tarde, el día antes de ser dado de alta, visitó el ala de oncología pediátrica, que se encuentra en la misma planta que la suite papal.

El papa sufrió una extirpación de parte de un pulmón durante su juventud en Argentina, pero por lo demás había disfrutado de una salud relativamente buena.