Lituania aprueba medidas contra flujo de migrantes

El parlamento de Lituania aprobó el martes una nueva legislación dirigida a frenar un influjo de migrantes a través de su frontera por el que responsabiliza a Bielorrusia.

El parlamento de Lituania aprobó el martes una nueva legislación dirigida a frenar un influjo de migrantes a través de su frontera por el que responsabiliza a Bielorrusia.

En una votación de 84-1, con 58 abstenciones, el parlamento aprobó las enmiendas, que incluyen un procedimiento acelerado para deportar a migrantes y la reducción del procesamiento de solicitudes de asilo de varios meses a 10 días.

El canciller Gabrielius Landsbergis dijo que esos migrantes no están huyendo ni de guerras ni de hambruna, sino que son estudiantes en Bielorrusia con visas a largo plazo en condiciones completamente seguras.

Están siendo forzados a venir como arma contra nosotros. Debemos repeler el ataque, dijo Landsbergis antes de partir hacia Turquía e Irak para conversaciones sobre repatriación.

La ministra del Interior Agne Bilotaite dijo que es probable que haya mayores flujos de migrantes.

Nuestra respuesta al lidiar con esta crisis debe ser rápida, disuasiva y unida, le dijo al parlamento.

En una declaración conjunta, organizaciones no gubernamentales expresaron preocupación de que las enmiendas violen los derechos humanos, permitan detenciones por un tiempo indeterminado sin órdenes judiciales y restrinjan el acceso a los centros de detenciones.

Bilotaite dijo que las enmiendas habían sido examinadas por juristas, al tiempo que Laurynas Kasciunas, legislador por la coalición de gobierno, dijo que ayudarían a disuadir a los migrantes de cruzar a Lituania.

Éste no es un sendero cubierto de rosas y ustedes van a encontrar muchos obstáculos, dijo Kaciunas, hablándoles a migrantes potenciales.

Las relaciones entre Lituania y Bielorrusia están tensas luego de las elecciones de agosto del 2020 ganadas por el presidente bielorruso Alexander Lukashenko y que han sido criticadas como fraudulentas por opositores y Occidente. La votación generó meses de protestas y una intensa represión por el régimen autoritario de Lukashenko.

Lituania, que le ha dado refugio a figuras opositoras bielorrusas, ha acusado a las autoridades de Minsk de organizar los cruces fronterizos de personas provenientes de Irak, otros países del Oriente Medio y ífrica. La agencia fronteriza de la Unión Europea ha prometido aumentar su respaldo a Lituania para frenar el flujo de migrantes.