Yellen: EEUU estudiará el riesgo del clima para sus finanzas

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos liderará los esfuerzos para evaluar el posible riesgo que plantea el cambio climático para el sistema financiero estadounidense, según anunció el domingo...

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos liderará los esfuerzos para evaluar el posible riesgo que plantea el cambio climático para el sistema financiero estadounidense, según anunció el domingo la funcionaria, dentro de una amplia iniciativa del gobierno de Joe Biden.

El estudio del Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera determinará si los bancos y otras entidades prestamistas valoran adecuadamente los riesgos de estabilidad financiera, explicó Yellen. Ella preside el comité, que incluye al Tesoro, la Reserva Federal, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) y otras autoridades reguladoras.

El actual sistema financiero no produce declaraciones fiables, dijo Yellen, en declaraciones preparadas en la Conferencia Internacional de Venecia sobre el Clima y publicadas en Washington.

Como parte de la estrategia global del presidente, Joe Biden, el Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera estudiará qué debería hacerse para mejorar las regulaciones actuales sobre declaraciones financieras relacionadas con el clima, indicó Yellen.

El Congreso creó el consejo en 2010 para mejorar la coordinación regulatoria tras la crisis financiera de 2008.

A los directivos de banca les preocupa que la iniciativa del gobierno pueda suponer un aumento de la supervisión regulatoria, lo que aumentaría el coste de los bancos para operar y reduciría su capacidad de hacer préstamos.

Yellen señaló que Estados Unidos también pretende recabar el apoyo del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otros bancos de desarrollo multilateral para canalizar más recursos en combatir el cambio climático. El Banco Mundial y los bancos regionales de desarrollo son importantes fuentes de préstamos para países pobres en la financiación de represas y otros proyectos de desarrollo.

Los países en desarrollo son especialmente vulnerables al cambio climático, ya que la pobreza, la seguridad alimentaria y la salud se ven muy afectadas por los eventos meteorológicos extremos, dijo Yellen.

Washington apoya los esfuerzos internacionales para movilizar 100.000 millones de dólares anuales procedentes de distintas fuentes públicas y privadas para respaldar los esfuerzos de los países en desarrollo contra el cambio climático, añadió.

Yellen dijo que tenía previsto convocar una cumbre de responsables de instituciones prestamistas internacionales para abordar formas de alinear mejor sus esfuerzos con el Acuerdo Climático de París. El gobierno del expresidente Donald Trump sacó a Estados Unidos del Acuerdo de París, pero Biden revocó esa decisión tras asumir el cargo este año.

Desde que tomó el relevo como secretaria del Tesoro, Yellen ha sido una de las principales voces del gobierno a favor de aumentar los esfuerzos gubernamentales contra el cambio climático.

El gobierno también ha hecho un fuerte hincapié en incluir enormes inversiones contra el calentamiento global en el paquete billonario de infraestructura que Biden intenta aprobar en el Congreso. Ese esfuerzo ha chocado con la oposición republicana y varias iniciativas climáticas de Biden han sido eliminadas de un plan bipartidista de infraestructuras.

Los ecologistas afirman que el paquete más amplio que preparan ahora los demócratas debe incluir ambiciosas promesas de Biden como llevar el país hacia una producción eléctrica libre de emisiones de dióxido de carbono y convertirse en líder mundial en el empleo de vehículos eléctricos, así como la creación de millones de empleos en energía solar, eólica y otros sectores de energía limpia.

La conferencia internacional del domingo en Venecia se celebró tras una cumbre el sábado en Venecia de responsables de finanzas del grupo de las 20 mayores economías del mundo. El grupo respaldó una profunda revisión del sistema tributario internacional, lo que incluye una tasa corporativa mínima global del 15% para disuadir a las grandes empresas que buscan paraísos fiscales.

Se esperaba que la medida fuera un tema clave de la agenda cuando Biden y los demás líderes del G20 se reunieran para una cumbre en Roma el 30 y 31 de octubre.