Gobierno interino de Haití pide tropas a EEUU y ONU

cuando los hombres, escondidos en una vivienda y rodeados, trataban desesperadamente de negociar su rendición y evitar un tiroteo.

cuando los hombres, escondidos en una vivienda y rodeados, trataban desesperadamente de negociar su rendición y evitar un tiroteo.

Me dijo que no le contara a nuestra madre, para que ella no se preocupara, aseveró Yenny Capador, conteniendo las lágrimas.

Por la noche, el gobierno de Colombia afirmó que busca repatriar los cuerpos de quienes murieron a manos de la policía luego del ataque.

Reiteramos nuestra disposición para ayudar a esclarecer los hechos y ubicar a responsables de esta atrocidad, tuiteó la Cancillería colombiana. Trabajamos con las autoridades de Haití, para adelantar la repatriación de cadáveres de nuestros connacionales, quienes tienen derecho a una sepultura digna en su país.

Se desconoce quienes están detrás del ataque. Y aún hay dudas sobre la manera en que los perpetradores lograron ingresar a la residencia del presidente haciéndose pasar por agentes de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés), enfrentando poca resistencia de quienes estaban asignados a proteger al mandatario.

Capador añadió que su hermano, quien se retiró del ejército colombiano en 2019 con el rango de sargento, fue contratado por una empresa de seguridad privada bajo el acuerdo de que brindaría protección a personas poderosas en Haití.

En medio de la confusión, cientos de haitianos se congregaron el viernes frente a la embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe implorando por una manera de salir del país. Las mujeres llevaban bebés y los hombres jóvenes agitaban pasaportes y tarjetas de identificación mientras gritaban: ¡Refugio! y ¡Ayuda!.

Este país no tiene nada qué ofrecer, lamentó Thermidor Joam, de 36 años. Si el presidente puede ser asesinado con su propia seguridad, yo no tengo protección de ningún tipo si alguien desea matarme.

___

Goodman reportó desde Miami. Los periodistas de The Associated Press Evens Sanon y Pierre-Richard Luxama en Puerto Príncipe, Astrid Suárez en Bogotá, Colombia; Edith M. Lederer en Naciones Unidas y Trenton Daniel en Nueva York contribuyeron a este despacho