Colombia narra llegada a Haití de sospechosos de magnicidio

Los colombianos implicados en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moí¯se fueron reclutados por cuatro compañías y viajaron a la nación caribeña en dos grupos a través de la República ...

Los colombianos implicados en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moí¯se fueron reclutados por cuatro compañías y viajaron a la nación caribeña en dos grupos a través de la República Dominicana, dijo el director de la policía de Colombia el viernes, mientras que Estados Unidos señaló que enviará a altos funcionarios del FBI y de Seguridad Nacional para que ayuden en la investigación.

El jefe de la Policía Nacional haitiana, Léon Charles, dijo que 17 sospechosos han sido detenidos con relación al homicidio de Moí¯se, el cual sacudió a un país que ya se duele de la pobreza, la violencia y la inestabilidad política.

Conforme la investigación avanza, el asesinato ha ido adquiriendo el cariz de un complejo complot internacional. Además de los colombianos, entre los detenidos por la policía están dos haitiano-estadounidenses, que se dijo fungían como traductores para los atacantes. Algunos de los sospechosos fueron detenidos en un operativo en la embajada de Taiwán, donde se cree que solicitaron refugio.

En una conferencia de prensa en Bogotá, el general Jorge Luis Vargas Valencia, director general de la Policía Nacional de Colombia, dijo que cuatro compañías habían participado en el reclutamiento, la agrupación de estas personas implicadas en el asesinato, aunque no identificó a las empresas porque sus nombres aún están siendo verificados.

Dos de los sospechosos viajaron a Haití vía Panamá y la República Dominicana, señaló Vargas, mientras que el segundo grupo de 11 llegó a Haití el 4 de julio desde territorio dominicano.

En Washington, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que altos funcionarios del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional serán enviados a Haití en cuanto sea posible para evaluar la situación y ver cómo podríamos ayudar".

Estados Unidos sigue involucrado y en consultas cercanas con nuestros socios haitianos e internacionales para apoyar al pueblo haitiano tras el asesinato del presidente", dijo Psaki.

Otros ocho sospechosos siguen prófugos, señaló Charles.

Vamos a traerlos ante la justicia", manifestó el jefe policial durante una conferencia de prensa el jueves en la que los 17 sospechosos esposados lo escuchaban sentados en el piso.

El juez investigador Clément Noí«l le dijo al periódico de lengua francesa Le Nouvelliste que los haitiano-estadounidenses arrestados, James Solages y Joseph Vincent, declararon que, en un principio, los atacantes tenían planeado sólo arrestar a Moí¯se, no matarlo. Noí«l dijo que Solages y Vincent estaban desempeñándose como traductores de los atacantes, reportó el periódico el viernes.

El mismo rotativo citó palabras del fiscal Bed-Ford Claude, de Puerto Príncipe, quien dijo que le ordenó a una unidad investigadora de la Policía Nacional que interrogue a todos los agentes de seguridad cercanos a Moí¯se. Entre ellos están Jean Laguel Civil, coordinador de la seguridad del mandatario, y Dimitri Hérard, director de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional.

Si eres responsable de la seguridad del presidente, ¿dónde has estado? ¿Qué hiciste para evitar que el presidente tuviera este destino?, señaló Claude.

En el ataque, ocurrido en la casa de Moí¯se el miércoles antes del amanecer, también resultó herida de gravedad su esposa, quien fue trasladada a Miami para recibir tratamiento.

El primer ministro interino Claude Joseph asumió el mando del gobierno con el respaldo de la policía y las fuerzas armadas, y declaró un estado de sitio de dos semanas.

Vargas ha prometido que Colombia cooperará completamente con la investigación, y las autoridades de la nación sudamericana identificaron a 13 de los 15 colombianos implicados en el ataque como miembros de las fuerzas armadas, de los cuales 11 han sido capturados y dos fueron abatidos. Sus rangos van de teniente coronel a soldado raso.

El comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Fernando Navarro, dijo que habían dejado la institución entre 2018 y 2020.

Dentro de la criminalidad habitualmente se utiliza la figura del asesinato por encargo, y eso es lo que ocurrió: contrataron a unos miembros de la reserva (del Ejército) para este propósito y tienen que responder penalmente frente a los hechos cometidos, dijo Jaime Ruiz Barrera, general en retiro del Ejército colombiano.

Altos funcionarios de las fuerzas de seguridad de Colombia viajarán a Haití para ayudar con la investigación.

Los soldados colombianos entrenados por Estados Unidos tienen mucha demanda entre las firmas de seguridad privada para que participen en zonas de conflicto en el mundo debido a su experiencia en combate contra la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y los poderosos cárteles del narcotráfico.

La esposa de un exsoldado colombiano que está detenido dijo que una firma de seguridad lo reclutó para que viajara a la República Dominicana el mes pasado.

La mujer, que sólo dijo llamarse Yuli, declaró a la W Radio de Colombia que su esposo, Francisco Uribe, fue contratado con un salario de 2.700 dólares mensuales por una compañía de nombre CTU con el fin de que viajara a la República Dominicana, donde se le dijo que proporcionaría protección a algunas familias poderosas. Afirmó que la última vez que habló con él fue el miércoles a las 10 de la noche ”casi un día después del asesinato de Moí¯se”, y que él le dijo que estaba de guardia en una casa donde él y otras personas se hospedaban.

"Él al otro día sí me escribió como para despedirse, que estaba huyendo, que lo habían atacado, que él no entendía, pero no tuve más contacto con él, señaló la esposa.

La mujer dijo que sabía poco acerca de las actividades de su marido y ni siquiera estaba al tanto de que había viajado a Haití.

Uribe está siendo investigado por su presunto papel en homicidios extrajudiciales cometidos por el Ejército de Colombia hace más de una década. Registros judiciales colombianos muestran que él y otro soldado fueron acusados de matar a un civil en 2008 al que posteriormente intentaron hacer ver como un delincuente muerto en combate.

___

Coto reportó desde San Juan y Goodman desde Miami. El videoperiodista de la AP Pierre-Richard Luxama en Puerto Príncipe y Johnson Lai en Taipei contribuyeron a este despacho.