La deforestación de la Amazonía cae en junio frente a mayo

El gobierno de Brasil publicó el viernes datos preliminares que muestran que la deforestación de la Amazonía cayó en junio respecto de mayo, revirtiendo la tendencia observada en el período duran...

El gobierno de Brasil publicó el viernes datos preliminares que muestran que la deforestación de la Amazonía cayó en junio respecto de mayo, revirtiendo la tendencia observada en el período durante los últimos años.

Según imágenes de satélite, el área deforestada en junio cayó 24% en comparación con el mes previo, según las alertas diarias compiladas por el sistema de monitoreo Deter del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales. Es apenas la segunda vez en seis años que hay menos pérdida de bosques en junio que en mayo.

Sin embargo, la deforestación de 1.062 kilómetros cuadrados (410 millas cuadradas) representó un ligero aumento interanual y se trata aún de la peor destrucción para cualquier mes de junio desde el inicio de la serie de datos 2015-2016.

Los datos de Deter se consideran un indicador confiable para cálculos más completos publicados al final del año.

Los datos surgen mientras inversionistas extranjeros y el gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, observan de cerca a Brasil para ver si su gobierno puede controlar la deforestación.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro firmó a fines de junio un decreto para enviar soldados a la selva tropical después de retirarlos en abril. Su vicepresidente, Hamilton Mourí£o, quien dirige el Consejo Amazónico de Brasil, expresó el miércoles su esperanza de que el redespliegue de tropas ayude a cambiar el rumbo, aunque los grupos ambientalistas han dicho que tuvieron poco impacto en los últimos dos años.

Tenemos que llegar a finales de julio con una reducción allí de unos 1.000 kilómetros cuadrados de deforestación, dijo Mourí£o a la prensa, refiriéndose al recuento de 12 meses que concluye en julio. Ese es nuestro objetivo y es un objetivo factible.

El recuento anual de deforestación, compilado con un sistema más preciso llamado Prodes, utiliza al menos cuatro satélites para capturar imágenes. Esto ayuda a eliminar el error causado por la nubosidad en las imágenes de satélite de los datos preliminares mensuales.

El Observatorio del Clima, una red de organizaciones ambientales sin fines de lucro, dijo que los datos preliminares de junio ya indican que la deforestación para el período de 12 meses entre agosto de 2020 y julio de 2021 superará los 10.000 kilómetros cuadrados por tercer año consecutivo, lo que no había ocurrido desde 2008. Eso es aproximadamente el doble del tamaño de Líbano o del estado de Delaware, Estados Unidos.

El mes pasado, el ministro de Medio Ambiente de Brasil dimitió en medio de investigaciones sobre su presunta participación en facilitar la exportación de maderas de árboles talados ilegalmente.