Israel derriba la casa en Cisjordania de un sospechoso

Fuerzas israelíes derribaron el jueves la vivienda familiar de un hombre palestino-estadounidense acusado de participar en un ataque mortal contra israelíes en Cisjordania el pasado mes de mayo.

Fuerzas israelíes derribaron el jueves la vivienda familiar de un hombre palestino-estadounidense acusado de participar en un ataque mortal contra israelíes en Cisjordania el pasado mes de mayo.

Imágenes de video de Associated Press mostraban a tropas israelíes derribando la vivienda de dos pisos de Muntasser Shalaby en el poblado de Turmus Ayya con explosiones controladas.

Shalaby está acusado de disparar desde un vehículo el 2 de mayo, en un tiroteo en la ocupada Cisjordania en el que murió el estudiante israelí Yehuda Guetta y otras dos personas resultaron heridas. Fue detenido días después del ataque.

Su esposa, Sanaa Shalaby, dijo a AP que llevaban varios años separados y que el sospechoso pasó la mayor parte de su vida en Santa Fe, Nuevo México, donde se casó con otras tres mujeres en ceremonias islámicas no oficiales. Toda la familia tiene ciudadanía estadounidense.

La Corte Suprema israelí respaldó la orden de demolición el mes pasado.

El caso atrajo atención sobre la política israelí de demoliciones punitivas de viviendas de palestinos que atacan a israelíes. Las autoridades dicen que las demoliciones disuaden de futuros ataques, mientras grupos de derechos las describen como una forma de castigo colectivo.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha instado a detener los derribos punitivos de viviendas.

En un comunicado, la embajada de Estados Unidos dijo que seguía los reportes sobre la demolición y que todos los bandos debían evitar medidas unilaterales que agravan las tensiones y socavan los esfuerzos de avanzar a una solución negociada de dos estados, esto desde luego incluye la demolición punitiva de viviendas palestinas.

Como afirmamos en numerosas ocasiones, no debe derribarse la vivienda de toda una familia por las acciones de una persona, añadió la embajada.